...monkey business

Hacía rato que la sección de recomendación de discos la tenía abandonada, así que vamos a retormarla con una banda muy subestimada por algunos, desconocida por otros y sencillamente idolatrada por unos pocos (ejem, ejem, inclúyome...), me refiero a los oriundos de New Jersey, Skid Row, comandados por el canadiense Sebastian Bach, con la base rítmica de Rachel Bolan y Rob Affuso, coronado por el talento único de Scotti Hill y Dave 'The Snake' Sabo en las guitarras...


En el contexto histórico, la banda edita en 1989 su primer larga duración (homónimo) y además son reconocidos por ser apadrinados por los hijos ilustres de NJ, Bon Jovi... con 3 hit singles "18 and Life", "I Remember You" y "Youth Gone Wild" lograron hacerse un nombre el la escena glam reinante a finales de los '80, especialmente en el público femenino (consideremos que los 2 primeros tracks eran baladas y el tercero era un hit single de estadio), hecho que los hizo también ganarse los detractores típicos dentro de la escena más pesada de aquellos años...

Ya en los '90s la cosa era distinta y es así como la banda decide dar un giro en su estilo, adercándose un poco más al heavy metal y el punk (no olvidemos las raíces de Rachel Bolan, bajista de la banda, quien en vivo se despachaba un cover magistral de "Psycho Therapy"), aportando con un puñado de canciones que se pasean perfectamente entre el ritmo endiablado de las guitarras dobles, hasta las suaves baladas que no pueden faltar (nunca se debe dar la espalda al público ya cautivo). En la apertura del disco, tenemos las guitarras limpias de "Monkey Business" y la primera aparación de la privilegiada garganta de Bach, para proseguir con la que quizás es la mejor canción del disco y que además da título al disco "Slave To The Grind", dejando muy en claro que no puedes ser el rey del mundo si te conviertes en esclavo de la rutina... revisando el tracklist completo, vemos que la parte baladística está representada por 3 temas "Quicksand Jesus", "In A Darkened Room" y la sublime "Wasted Time" (nunca pensé que la analogía de un caballo podría entrar en una canción netamente romántica... ahí se nota la maestría de un letrista... jejeje), mientras que la hostilidad se presenta con temas como "Psycho Love" (con uno de los primeros videos 3D que recuerde), "The Thraeat" y especialmente en "Get The Fuck Out" (censurada en algunas ediciones del disco"), también destaca la rápida "Livin' on a Chain Gang" (mi favorita, especialmente por el grito inicial... desgarrador) coronando la rapidez con "Riot Act", de clara influencia punk, y que demuestra la versatilidad de una formación que estaba para cosas grandes (estaba, por que después de una lucha de egos épicas, Bach decide dar el paso al costado, reemplazo de vocalista y gasto innecesario de la cuota de fama que acumularon durante 7 años... opinión personal). En resumen, 12 cortes geniales, que catapultaron a la banda al N°1 del Billboard y además transformaron a "Slave To The Grind" en el primer disco de heavy metal en entrar en ese puesto en la era Soundscan...

Finalmente, posterior a la edición, la banda monta una gira mundial de aquellas, compartiendo escenario con Guns N' Roses, Pantera, Extreme y otras lumbreras de principios de los '90s, quedando registros dignos de ser revisados, como la presentación en Tokio (Budokan) o el Home Video (que buena idea de aquellos años...) Raodkill, donde se ve un recorrido completo a la gira, así como varios videos en vivo, donde se demuestra lo buenos que fueron y lo que despilfarraron tan facilmente... en fin, cosas de rockstars...

Post a Comment