...dynamite with a laser beam

Parto este post aclarando que definir cuál es el disco favorito de una banda con una carrera como Queen es dificilísimo, hay amigos como el Lete que se decantan por el "Queen II", otros van a la segura con el "A Night At The Opera" y otro 'alternativos' como yo decimos que es el "Jazz" ( aunque es más débil musicalmente, ese disco fue el primero de estudio que escuché y le tengo un cariño entrañable), sin embargo, en este momento hablaremos del "Sheer Heart Attack", tercer disco de la banda y  a mi gusto el que inició la era dorada de los '70s, a propósito de que la semana pasada se cumplieron 42 años de su lanzamiento.


En el contexto histórico, la banda se encontraba en una gira norteamericana en conjunto con Mott The Hopple, cuando Brian May sufrió un ataque de hepatitis que lo obligó a volver a Inglaterra y estar hospitalizado por un tiempo largo, mientras que la banda decidió comenzar a grabar el disco, para adelantar trabajo, siendo completado por el crespo guitarrista una vez que se recuperó. Sin más preámbulo, vamos punto por punto:

  • El disco abre con el sonido de una feria de entretención y deja caer los primeros acordes de "Brighton Rock", donde Mercury se pasea por una gama de registros única y donde instrumentalmente el profesor May pone las guías para el resto (no olvidar que este tema es la base para los solos del crespo guitarrista). 
  • Continuamos con "Killer Queen" uno de los primeros hits mainstream de la banda, donde ya aparecen aspectos reconocibles en la mezcla de estilos, sello particular de la banda y cuya intro de piano me puso la piel de gallina cuando sonó en vivo hace un par de años en la Pista Atlética. Gran demostración de las melodías vocales tan tradicional de la Reina.
  • A continuación vienen tres temas que parecen una suite (el cover de Dream Theater así lo tributó en 2009): "Tenement Funster" (donde Roger Taylor se hace cargo de las voces), "Flick Of the Wrist" haciendo la transición  con un piano limpio y pasando el testimonio vocal a Mercury con un coro a múltiples voces, y un incremento en velocidad, para volver a la calma atmosférica de "Lily Of The Valley" (que cobró otro sentido con el capítulo final de la temporada 4 de Breaking Bad y el arranque de la 5a... no lo olvido don Walter White) donde nuevamente Mercury tiene la voz principal. 
  • El siguiente tema es una de esas canciones que entraron acá y no salieron jamás del repertorio de la banda, la mastodónicamente estereofónica "Now I'm Here", con el riff simple guitarra de May al arranque, equilibrando magistralmente un sonido eminentemente pop con melodías vocales potentísimas que la dejaron encumbrada como un clásico instantáneo. Recordemos que Mercury en vivo tenía un clon que usaban para hacer el juego del 'Now I'm Here, now I'm there…’ muy a la usanza de “The Prestige” de Nolan (spoiler alert…)
  • La siguiente es "In The Lap Of The Gods" que arranca con un grito agudísimo, y arreglos que hacen parecer que uno está soñando la canción, ralentizando hasta el cansancio el ritmo del disco.
  • "Stone Cold Crazy" señores, no amerita palabras previas, la semilla del thrash diez años antes de Metallica (con el perdón de Black Sabbath, que cuatro meses antes lanzó "Symptom of the Universe”) demostrando que cuando hay que rockear se puede hacer con clase! Metallica se marcó un cover de esta joya 15 años después y la interpretación de Hetfield con Queen en el tributo a Freddie Mercury marcó un antes y un después en mi juventud... en serio! Que riff de May, qué velocidad de Taylor, el bajo cabalgante de Deacon y Mercury demostrando que sabía cantar lo que fuera!
  • Dejamos la velocidad atrás y volvemos con un midtempo llamado "Dear Friends", que es el clásico tema en tono canción de cuna, para dar un descanso merecido a los oídos.
  • A continuación "Misfire" con una guitarra limpia y una melodía pensada para romperla en la radio y que inevitablemente nos recuerda a los arreglos de Tom Scholz en el disco homónimo de Boston ¿Queen experimentando con lo que después se catalogaría como A.O.R.? ¿Por que no?
  • Volvemos al piano clásico y paf, estamos en un teatro de los años '20 con "Bring Back That Leroy Brown", acá el trabajo de bajo (o contrabajo probablemente) del profesor Deacon está para ponerlo en un altar y prenderle velas! Así como el ukelele de Brian May! Cero miedo a jugar los maestros ingleses!
  • Continuamos con la solemnidad de "She Makes Me (Stormtrooper in Stilettos)" un midtempo de melodía simple, donde el papel vocal se lo lleva Brian May.
  • El disco cierra con la maravillosa "In The Lap Of The Gods... Revisited", es como si tuvieran una idea similar pero dos canciones en que plasmarla y a mi gusto, está es la mejor de las dos partes, con un coro diseñado para cantarlo en estadios, como una premonición al futuro de la banda, para muestra, estaba presente en el setlist del Magic Tour y las versiones 12 años después son monumentales!!

En resumen, un disco corto (típico de la época) pero que plasma muy bien la evolución que estaba tomando la banda, experimentando con diferentes estilos, velocidades y temáticas, actuando como tentempié para el que sería la obra más grande (en ventas y popularidad) que salió de la cabeza de Mercury / May / Taylor / Deacon: A Night At The Opera, lo que da para otro post!


Para entender como sonaba la banda por esos años, es recomendable darle una escuchada al "Live At Rainbow '74" donde en el segundo disco hay varios cortes de esta obra o bien el "A Night At The Odeon" donde también aparecen varios temas de los mencionados en este post.

PD.- el 99% de este post se escribió en el celular, mientras viajaba con mi mamá a Chiloé de mini-vacaciones... es que yo desayuno peligro!! 

...do you know where the fuck you are?

El concierto que el sábado pasado se despachó Guns N' Roses en el Coloso de Ñuñoa fue una saldada de deudas de varios años, un pendiente que esperaba cerrar desde hace 20 años, cuando empecé a escuchar música más en serio y donde los norteamericanos tenían un sitial de honor entre mis bandas favoritas. Por aquellos años (1996) andaban dando vueltas VHS con la presentación de fines de 1992 en el mismo recinto, con toda el aura de escándalo y excesos característicos de los cinco músicos que hacían de ese concierto una especie de mito... hoy después de años de rumores, los tenemos embarcados en el "Not In This Life Tour" (tomado de una declaración de Axl Rose al ser consultado por una reunión hace años atrás, siendo su respuesta "No en esta vida"...) donde el sábado 29 de Octubre de 2016 correspondía el turno a Chile y si bien sabíamos que la banda no está en la misma forma de principios de los '90s, era parte del imaginario colectivo ver a los mismos cabros buenos para correr (tomar y fumar...)


Llegamos al estadio temprano (había que agarrar estacionamiento #FirstWorldProblems!!) con mi compañera habitual de estos eventos (hasta alcanzó para foto look Axl Rose mi Carola!) además de mi compadre, el que me pasó los primeros cassettes y revistas de la banda y con quien nos juntábamos a ver esos VHS grabados de tercera o cuarta copia en EP (nótese la caída de carnet), desde Talca, don Alejandro Espinoza (léalo como presentación de box y hasta sale creíble!) Respecto a los teloneros no puedo opinar mucho ya que poca atención les puse, insisto, las ganas de ver a "the most dangerous band in the world" eras mayores!!



Como se podrán imaginar por la entrada a este post, las expectativas estaban altas para este evento, así que vamos por partes:

Lo bueno:
  • El ambiente que había en el Estadio, se notaba que muchos compartían mis ansias, se veía harto papá con sus hijos, uniformados para la ocasión (creo que es de las pocas veces donde no vi poleras de Iron Maiden en la cancha...) y varios recordando la anterior pasada hace ya casi 24 años (convengamos que las veces que vino Rose con su proyecto tributo no cuentan, no!!...), aunque nos tuvimos que dar una vuelta extra, la entrada estuvo expedita, por lo que pocos minutos después de las compras y fotos estábamos en la cancha.
  • El setlist estuvo muy bien seleccionado... todas las perlas que nos dejaron los 6 años de discografía aparecieron (aunque es un error que hayan dejado el "G N' R Lies" de lado...) emocionante la partida con el bajo de Duff McKagan en "It's So Easy" enganchada con "Mr. Brownstone", donde mis trenzas de calcetinera furiosa se soltaron, la interpretación de una pieza mastodónica como "Estranged" o "Coma", la pregunta de rigor al arranque de "Welcome To The Jungle", el burdel armado en la pantalla con "Rocket Queen", el solo basado en la monumental obra de Nino Rotta antes de "Sweet Child O' Mine", el cierre de la primera parte con "Nightrain" es lo primero que se me viene a la cabeza. Las piezas seleccionadas del "Chinesse Democracy" también estuvieron muy bien (como gana "Better" en vivo! el juego de voces entre Duff y Rose se acopla muy bien), mientras que el cierre con la mejor canción de la vida (en realidad mi favorita...) no podía salir mal, "Paradise City" cerró en la cresta de la ola un show de altísimo nivel!
  • La vuelta de Slash y Duff a la banda fue con todo, como se entrega el parcito en el escenario es para aplaudirlo por separado, si bien leí harto que el crespo guitarrista le mete de su cosecha a las canciones, estas sonaron notables, la guitarra de doble mástil apareció de manera brillante en "Civil War" y otras piezas, el cierre tocando con la guitarra en la nuca fue la guinda de la torta, como para hacernos recordar como forjó su icónica figura hace casi 30 años... Duff por su parte se acopló muy bien en los coros y me queda la sensación que su instrumento suena más ahora que antes, lo que se agradece. Las voces en "New Rose" brillantes, grandísima interpretación de esta joya de los The Damnned...!
  • Siempre había dicho que "necesitaba" una polera del Appetite For Destruction, ya que siempre lo he considerado mi disco favorito de la vida y en la tienda de merchandising me pillé una polera ad-hoc... y a un precio alto, pero razonable para otros que vi (en el concierto de Aerosmith una polera costaba CLP 20.000, un poquito grosero la verdad)
Lo malo:
  • La voz de Axl Rose y acá no entro con rodeos... el tiempo no ha sido un buen aliado para el frontman, lamentablemente su garganta no acompañó y en varios pasajes se notaba que la cosa no iba bien, para mi el problema mayor se dio en "November Rain" donde me pareció que tuvo que elegir entre el piano y cantar, donde la garganta pareciera haberse apagado... el uso de algunos falsetes también denotaba algo de problemas y si bien en pasajes breves sonó bien, estos fueron muy breves... Una pena, entendiendo que gran peso de la puesta en escena recae en él, se le vio muy cansado, quizás el desgaste entre esta gira y los conciertos con AC/DC le impidieron recuperarse a tope, pero por otro lado mi mitad objetiva me dice que esto no es así y que al señor Rose los 54 años no le sentaron muy bien.
  • Steven Adler me parece un baterista bien completo, a pesar de no haber grabado más de 20 canciones con la banda, tiene un sello de dinamismo bien notorio. Matt Sorum me parece más limitado, poca variedad de sonido, pero hacía la pega, se agradece! Mi problema con Frank Ferrer es que no respetó algunos patrones clásicos impuestos sobre todo por Sorum... los golpes iniciales de "November Rain", "You Could Be Mine" y "Don't Cry" se los sabe hasta mi mamá y este señor los cambió!! Eso no se hace. Está bien tratar de innovar, pero hay que mantener las formas claramente!
  • Guns N' Roses siempre fue una banda que rindió tributo a sus influencias... las interpretaciones de "Knockin' On Heavens Door", "Live And Let Die"o "Attitude"(esta vez la alternaban con "New Rose") siempre fueron parte del show, ahora no faltaron, sin embargo, agregar "The Seeker" de The Who o "Wish You Were Here" de Pink Floyd me pareció un exceso de tributo! ¿No era mejor darle el espacio a "Patience" que siempre estuvo presente desde el '89 o antes? ¿"Used To Love Her" no era más apropiado? Ya, pongamos un cover ¿"Mama Kin" no sonaría mejor en esta reunión aparte de tributar a una fuente de inspiración reconocida desde siempre?

A pesar de los puntos negativos puestos anteriormente, que no quede la sensación de que lo pasé mal o que no me gustó, como alguna vez dijo Ted Mosby en "How I Met Your Mother", si pudiera construir una máquina del tiempo, iría al pasado y le diría a mi yo "joven espinillento": Lo logramos! y lo del sábado fueron dos horas cuarenta minutos de constante nostalgia. El sentimiento de alivio después de tantos años fue gigante, después de todo uno no siempre quiso sentirse parte de la jungla!!

...you're goddamn right

¿Les ha pasado alguna vez que todo el mundo les habla de algo y ustedes no se dan el espacio para procesarlo? Quizás por tiempo, prioridades o vagancia uno no se da el tiempo para engancharse con series o películas. Personalmente, por ahí por 2012 me pasó en dos momentos y ambas desde la misma fuente: mi gran amigo Alejandro Gonzalez. Durante un tiempo siempre me hablaba de dos series totalmente diferentes y le hice caso sólo con una: “How I Met Your Mother”, en unas vacaciones creo que vi 5 temporadas al hilo (había poco que hacer en esos años…) y definitivamente fue un gran consejo! Sin embargo, con su segunda recomendación no lo pesqué: Un profesor de química que le diagnostican cáncer y que decide cocinar metanfetaminas para amasar una fortuna y asegurar a su familia…. mmmm nop, no prendí. Las confabulaciones astrales hicieron su pega y los amigos José Luis, Mágico y Alexis empezaron a hablarme de lo mismo en la oficina nunca enganché… leía siempre que era lo mejor del género, pero no… Mi primo me la recomendó, mi compadre Racuna la recomendaba, pero con recelo, pero nop, no piqué... hasta que llegó Netflix a esta casa...


Una tarde estábamos con la Carola desvariando respecto a que no aprovechábamos esa suscripción, creo que pasando las penas por el fin de temporada de “Game Of Thrones” y decidimos darle una oportunidad a Mr. White & Co. y debo decir que fue una de las mejores decisiones que hemos tomado… definitivamente es una serie increíble, al contrario de otras que vemos habitualmente, acá no hay una coma de los diálogos que sobre, cada capítulo dejó algo y cada personaje tiene una razón de ser. Si bien el esqueleto de la serie es lo subrayado en el párrafo anterior, el espiral que se enrolla en los 62 capítulos de la serie (distribuidos en 5 temporadas) es de lujo. Todos los días llegaba a la oficina y le contada al amigo JL lo que había visto y siempre recibía un “y espérate lo que se viene, eso no es nada” (aprovecho la tribuna para agradecer su respeto por evitar los spoilers, si había alguien que me podría haber destrozado la experiencia, no lo hizo!) Varios me habían dicho que había que aguantar las dos primeras temporadas y la verdad es que no, no encontré que fueran lateras, aunque hay que reconocer que a partir de la tercera empiezan a brillar personajes claves en el desenlace (Hank, Mike, Saul, Gus, etc.) poniendo más condimentos a las aventuras iniciales de Walter White y Jesse Pinkman… Incluso, cuando llevaba la primera temporada me contaron como terminaba Heisenberg, pero nada, era demasiado bueno como para perderse el camino hasta ese desenlace!!


Quizás el hecho más destacable de la serie es la evolución (¿o involución? discutamos…) de Walter White, lo que partió con la intención de formar una pequeña fortuna, terminó convirtiéndose en un imperio de narcotráfico poco viable de mantener sin la frialdad alcanzada, algo que a esta altura, mirándolo en retrospectiva es el flujo lógico de alguien que desconoce el negocio al que se mete y pretende controlar con el tiempo (¿o no Michael Corleone?) Hubo momentos clave que a uno le hacen sospechar que ya no hay vuelta atrás, pero el argumento de la serie se encarga de volverte a encantar y golpearte de vuelta con algo nuevo ¿que fue lo mejor de todo? complicada respuesta ¿el desenlace de Jane y entender que WW no tenía vuelta atrás? ¿como ajustar cuentas con Gus? ¿el tipo amarrado en el sótano? son demasiados momentos buenos y demasiados diálogos de antología ("I am the one who knocks!")


Finalmente, hay que reconocer que en este momento siento un vacío en el alma seriéfila, lo siento, ahora que sabemos que pasó con Mr. White, que vimos el capítulo Ozymandias (y concuerdo con quienes lo califican como lo mejor de la serie y de todas las series), ahora que entendemos en que termino lo que partió con humildes ‘cocinadas’ en el desierto, solo podemos sacarnos el sombrero y mirar con respeto al más grande… Solo como contraste, acabamos de ver el primer capítulo de la temporada siete de "The Walking Dead" y a pesar de lo sanguinario de Negan, fue como "meh"... Viva Heisenberg y veamos si el tiempo nos da un argumento tan bueno como para engancharnos de la misma manera con otra serie…

...same old song and dance

El domingo pasado se dejó caer en nuestras tierras una de esas bandas icónicas que nos dio la tierra del Tío Sam. Aerosmith es un grupo que forjó su legendaria carrera en los 70's con discos fundamentales para entender la evolución del rock durante los últimos 40 años ('Rocks' o 'Toys in The Attic', por nombrar algo), siendo influencia directa de bandas que en los 80's cambiaron el panorama musical por lo menos durante 7 u 8 años (cuanto le debe Axl Rose a Tyler o Slash a Perry, incalculabe...). Lo interesante de los bostonianos a mi parecer es como se reineventan después de una crisis profunda, volviendo a finales de los 80's con tres discos brillantes en mi opinión "Permanent Vacation", "Pump" y "Get a Grip", dando una vuelta de tuerca a su sonido clásico, matizándolo con un rock mucho más radial pero sin perder la esencia blusera de toda la vida.



En el marco de una gira de despedida que tiene toda la pinta de ser "con elástico", la fecha agendada para Santiago pintaba para un show lindo, las entradas estaban agotadas hace semanas y se leían buenas críticas de las performances anteriores. Nosotros con la Carola teníamos un "problema logístico" que nos hizo transpirar para llegar, pero cumplimos y a las 20:10 la base de la banda (Joey Kramer, Tom Hamilton y Brad Whitford) aparece en el escenario para dar la entrada a los ex Toxic Twins, Steven Tyler y Joe Perry son la guinda de la torta para arrancar con "Back In The Saddle" pegada con la siempre popular "Love In An Elevator", iniciando una seguidilla de éxitos que mezcló bien su época clásica y moderna, con himnos como "Cryin'", "Rats In The Cellar", "Dude (Loooks Like A Lady)", "Livin' On The Edge", "Crazy", con la cual se armó un karaoke espontáneo en todo el Arena Movistar, los covers  "Stop Messin' Around" de Fleetwood Mac (donde Joe Perry toma el micrófono y se lanza con el canto) y la colosal "Come Together" de The Beatles, para cerrar la primera parte del show con la popular "Walk This Way" (que Riff más lindo, es necesario decirlo) y "Train Kept A Rollin'", un cover ya clásico de la banda. Tampoco faltaron "Jaded" (no hay caso que ese single me guste) y la popular "I Don't Want To Miss a Thing", que convengamos le dio un aire de popularidad quizás un tanto insospechada a la banda.
Luego de unos minutos, los roadies instalan un piano blanco en la parte frontal del escenario (una entrada a la cancha en realidad) para que Mr. Tyler parta con la gigantesca "Dream On", con Joe Perry tocando sobre el piano, donde los efectos con humo le dieron un toque de parafernália necesario a tan bella pieza... me perdonan, pero "Dream On" debería estar en el Smithsoniano u otro museo de la altura. Finalmente, Tom Hamilton comienza con el bajo clásico de "Sweet Emotion", otra que tiene un riff más grande que cualquier problema, cerrando con una lluvia de confetti un concierto brillante.



Interesante el siempre efectivo desplante de Tyler, muy bien secundado por Joe Perry, donde uno se cuestiona los 68 años que ostenta el primero, irradiando una vitalidad realmente envidiable y manteniendo una voz que, si bien demuestra el paso de los años, hace que los temas más antiguos suenen con aires renovados, se le notan los años de circo al jefe, de todas maneras!

Con una banda de más de 40 años de carrera siempre será difícil dejarlos todos contentos, la Carola se quedo esperando "Amazing" mientras que yo hubiese disfrutado mucho la vieja "Mama Kin" o la más moderna "Eat The Rich", pero como comenté en el inicio, esta gira no tiene el aspecto de ser una despedida muy definitiva, una escuela que formaron bandas como KISS, Ozzy Osbourne y ahora también Scorpions, por lo que en una de esas los volvemos a tener por acá de vuelta en un par de años...