...have you ever seen the rain?

La otra vez en twitterlandia, un usuario posteo que la gente del sur nos creíamos "dueños de la lluvia" aludiendo (eso creo) a nuestro habituales comentarios de "acá no llueve como en el sur", "esto es garúa, no lluvia", "seguro que mañana sale en las noticias que Santiago de anegó"... en fin, pero es verdad, la gente que viene de más abajo de Chile está acostumbrado a verdaderas tempestades entre ¿mayo y julio? algo por ahí, cuando el cielo literalmente "se raja" para dejar caer el agua... particulamermente en mi caso, de las tres ciudades en que he vivido, Chillán se lleva el premio, que manera de caer agua de forma inclemente y a la antigua: "de arriba hacia abajo"

Hoy cuando desperté, sonaban las noticias en la TV, donde el meteorólogo de turno indicaba que se esperaban chubascos para la tarde en la capital de Chile, pero miré por mi ventana y estaba despejado, así que pedí una segunda opinión a la aplicación del clima de mi iPhone, la que me decía "tranquilo oh gran señor, todo despejado para hoy", con un brillante círculo amarillo emulando al Astro Rey... así que me dije "como no confiar en el aparato que me despierta y me recuerda de las reuniones a diario", así que salí de la casa con la tenida habitual, sin paraguas. Lo mejor fue que al mediodía al salir a almorzar todavía había sol, así que pensé que todo estaba bien, hasta que un compañero de oficina salió a comprar y dijo: ¡está lloviendo cabros!... dammit...!!, en ese momento "mi vida tambaleó", primero por que ya no podía confiar en mi teléfono (plop!) y segundo por que tenía que "instalarle" el gorro a mi chaqueta (no me gusta usar los gorros de ese estilo, ¿por qué?: no tengo idea...!)

Como es habitual los jueves, tenía clases de batería y pensando que me mojaría, iba decidido a tomar un taxi, pero era temprano y como necesitaba despejar la mente de un mal día en la pega, busqué "Paradise City" (donde había quedado el iPod en la mañana, la verdad) y me decidí a caminar bajo la lluvia capitalina, al ritmo de 'Appetite For Destruction', poniéndome el recién instalado gorro, para evitar los molestos resfríos. Buena la caminata, gente arrancando de las gotas (con el transcurso de las cuadras, se puso más "tupida"...), otros disfrutando del agua y otros como yo, simplemente caminando... llegué a clases y estaba bien mojado, pero con la mente algo más tranquila, dispuesto a sufrir un rato tras los tambores y conversar un rato con el Camilo...

En fin, nada especial para algunos, pero para mi esta lluvia ayudó un rato a respirar un poco de aire puro y despejar la cabeza, simple...

El maldito gadget ahora se desdice de la "predicción" matutina...! maldito seas...!
Post a Comment