Take me down to the paradise city...





Hoy en la mañana al salir para el trabajo (cuando encendí el iPod para ser más específico), se me ocurrió una nueva sección para este blog, en el cual comentar los discos que de alguna forma han marcado mi existencia musical y que además son reconocidos a nivel mundial como fundamentales.... para partir nos fuimos con Appetite For Destruction de los bandidos de L.A., Guns N' Roses.

Considerados por muchos como el mejor disco debut de la historia (quizás si me gustara más Van Halen, mi opinión sería distinta...), presentó a la banda es su estado más salvaje, con un duo de guitarras demoledor (se puede juzgar si Slash es un buen o mal guitarrista, sin embargo, su marca temporal trasciende un poco de musical, representando el ícono de guitarrista de rock para la mayoría de la gente...), una base rítmica delirante mezclando toda la influencia punk de Mckagan, con un groove de batería casi único provisto por Steven Adler, todo esto coronado con un registro vocal inconfundible proporcionado por Axl Rose.

El conjunto de canciones que presenta al oyente tambien es único, entrando en la lista de discos que no desperdician un segundo, todas las canciones aportan algo a la definición sónica del disco, partiendo con "Welcome to the Jungle", una cruda descripción de lo que significa para un provinciano llegar a una megalópolis como Los Angeles, CA, "It's se easy" la cual relata la fácil vida de Duff McKagan sin dinero, viviendo a costa de las damas, siguiendo con piezas como "Mr. Brownstone", descripción de un dealer que abastecía a algunos personajes de sustancias raras, "Paradise City" una cariñosa oda a la ciudad que los cobijaba, "My Michelle", pieza dedicada a una amiga del grupo, que no tenía una vida muy placentera o "Sweet Child O' Mine" una de las declaraciones amorosas menos mamonas de la historia, y para cerrar el disco "Rocket Queen", una bizarra declaración de amor hacia una reina algo underground...sin dejar de lado a "Nighttrain", "Out ta get me", "Think about you", "You're crazy" y "Anithing Goes" que completan el tracklist completo...

En resumen, un disco que dejó varias marcas a la cultura popular, trascendiendo sólo del rock, un riff inicial incombustible de "Sweet child o' mine", que hasta Steve Morse se digna a tributar en vivo, "Welcome to the jungle" aparece en cuanto ranking existe como una de las mejores canciones de la historia, incluso sobre "Back in black" de AC/DC, la portada que según muchos propició la aparición del logo del Parental Advisory, y así muchos más, para cerrar, el disco que pavimento el corto camino al éxito de la banda que era la llamada a suceder a Rolling Stones o Aerosmith, el grupo que en en escasos 8 años logró llegar a la cima de la escena musical y que mediante lucha de egos y excesos logró caer al fondo del mismo... pero eso es harina de otro costal, quizas para otro post...
Post a Comment