...we are scanning the scene in Santiago city tonight...!!

Harto me demoré en escribir mis impresiones respecto al ultimo concierto al que asistí, más que nada por que estuve saliendo medio tarde de la oficina y me daba flojera llegar a prender el computador de nuevo en la casa... corta!

Así llegó la esperada fecha, por casi 2 meses, Metallica dejaba caer su “World Magnetic Tour” en nuestro querido Chile, y el ambiente estaba para cortarlo con navaja... desde las noticias que no dejaban de mostrar a los aperrados que llegaron al estadio, hasta las ridículas medidas adoptadas por carabineros (me quitaron mi cinturón regalón, el que me acompañaba a todas partes, como si fuera a tirarse a Hetfield... pfff...!!) Una vez en la cancha la cosa estuvo hato monótona, amenizado por un DJ que tenía problemas de internet, por que sólo alcanzo a bajar 10 canciones, las que repitió durante las más de 3 horas de espera... si es una blasfemia decir que odio una canción de AC/DC, ese maldito me hizo convertirme en un hereje... a las 19:45 salió Criminal a escena, presentando a un robusto Nick Barker, el cual se lució detrás su modesta batería, demostrando una técnica de doble pedal impresionante, todo aderezado por los garabatos perfectamente pronunciados de Anton, insisto, “no hay como que te puteen en tu idioma”, el set-list presentado por los teloneros estuvo cargado a los temas más demoledores, incluyendo los clásicos “Collide”, “Rise and Fall” o “Slave/Master”, en fin, buena forma de calentar al respetable antes del plato fuerte...

Pasadas las 21:10 la cosa estaba que ardía, la paciencia ya se agotaba y las horas al sol empezaban a pasar la cuenta, mientras que de los 4 jinetes poco se sabía... de pronto un silencio sepulcral y..... un nuevo track envasado, pero distinto a los escuchados durante la noche, sospechoso... corte repentino y comienza sonar algo que esperábamos por horas “The Ecstasy of Gold”, la apertura tradicional, compuesta por Morricone y que era la bienvenida oficial al show de Metallica... termina la obertura y aparece el señor Ulrich por la parte trasera de la batería y debo reconocer que tuve que pedirle al cerebro que cerrara la boca, tal como comenté anteriormente en otro post, estaba frente a uno de mis ídolos de juventud, por lo que la emoción me dominaba... de a uno siguieron apareciendo en el escenario, Trujillo, Hammet y finalmente el “patrón del fundo”, el eterno James Hetfield en persona (perdonen, pero el fan me traiciona...), para dar comienzo a “Creeping Death” (las palabras 'Slaves... Hebrews born to serve, to the pharaoh' nunca habían sonado tan brutales) en ese momento me corrí a una posición más cómoda para disfrutar del espectáculo... el set-list del concierto fue elegido con pinzas, atreviéndome a decir que era casi el soñado, salvo uno o dos tracks que hubiese agregado, pero podría estar toda la tarde tratando de armar un set perfecto... una lástima... así se pasearon por toda la discografía (salvo Load / Reload / St. Anger, que con justicia, tratan de negar a toda costa) rescatando perlas como “For Whom The Bell Tolls” y “Fade To Black” del segundo disco o “The Four Horsemen” y “Seek and Destroy” del disco debut, incluyendo 4 cortes de su último CD justificando el eje de la gira (para algunos puede ser excesivo, pero lo queramos o no, venían a presentar Death Magnetic, no un grandes exitos...), además de los populares “Sad But True”, “Enter Sandman” y “Nothing Else Matters” del disco que los catapultó a la cima, siendo el cover elegido para esta fecha Blitzkrieg, de la banda homónima (soñaba con “Stone Cold Crazy” o “Whiskey In The Jar”, pero no fue así... plop!)

Si tuviera que separar, lo bueno fue el set-list (lo repito), no pude creer la tripleta armada por “One”, “Master of Puppets” y “Fight Fire with Fire” o que sonó “Whiplash”, era de ensueño poder gritar 'adrenaline start to flow...!!” a todo pulmón, impagable. Además, la puesta en escena, la tecnología y pirotecnia le ponen otro color al show, haciendo de esto un espectáculo completo, no sólo una tocata de una banda, sino un espectáculo visual completo. Sin embargo, también hubo cosas que no me gustaron del todo, por ejemplo, la frialdad de la cancha VIP (Fernández/Racuna, si leen esto, regocíjence en tu victoria...), donde muchos estaban más preocupados de grabarse con Metallica de fondo, sin darse cuenta el pedazo de show o la historia que tenían delante.... además por lo que leo, el sonido en cancha general fue un asco, lo que hace pensar en si el recinto o nuestros técnicos son aptos para presentaciones de esta envergadura (sin contar los precios primer-mundistas que cobraron los productores)...

Capítulo aparte la performance de Ulrich, a esta altura para nadie es un misterio que el baterista de la banda hace rato no está a la altura de las circunstancias, sólo quiero escuchar la grabación del concierto para opinar con más base, por que la verdad que con la emoción no me fije mucho en las pifias que tuvo, pero de pronto me percataba que estaba haciendo algo poco cercano a la grabación o lisa y llanamente perdido del ritmo del resto, algo que claramente se ve “matizado” con los años de circo de los otros 3 componentes de la banda... sin embargo, podrían mejorar ese aspecto y generar algo musicalmente más redondo... sólo como consejo de fan (Ulrich no va a poder dormir después de mi comentario jojojojojo...). Como dijo alguien, a Lars se le olvidó tocar bateria después del ...And Justice for All... una pena...!!


Para cerrar mi comentario, ahora definitivamente me puedo morir tranquilo, todas las bandas necesarias que tenía que ver, ya las ví (a menos que se junte Guns N' Roses, por que eso que viene en marzo, no son los Gunners, es Axl con banda de acompañamiento)... así que ahora ando más preocupado que los protagonistas de Destino Final, por que siento un frío que recorre mi espina... jajajajajaja...
Post a Comment