...wild in the streets


Advertencia, el siguiente post tiene una alta tasa de caídas de carnet, producidas, quizás, por el último cambio de folio....

El viernes recién pasado comenzó oficialmente un mes cargado a los conciertos, con una amplia gamma de estilos para elegir, partiendo con el rock ochentero, patrocinado por una de las agrupaciones más importantes de la música norteamericana, los nativos de New Jersey, los señores de Bon Jovi…

Para cualquier amante del buen rock, es complicado reconocer que le gusta Bon Jovi, tradicionalmente ligado a “gusto de minas” o bien, pertenecientes a la casta de “los vendidos” por lanzar singles melosos o baladas pegajosas, de esta forma, se tiende a desconocer el legado musical de una trayectoria de casi 30 años (el primer disco es del ya lejano 1984, sin embargo la banda funcionaba desde 1982) coronada por hits imborrables de cualquier ranking. Personalmente, mi relación con la banda creo que viene de finales de los 80’s, cuando veía a la Vero o la Chabe ver algunos videos en Mas Música (ojo, con Andrea Tessa…), recordando los peinados encardados, los escenarios gigantes y la guitarra demoledora del entonces joven Richie Sambora… el recuerdo posterior son los videos del disco “These Days”, particularmente el de “Somethig For The Pain”, conviertiéndose este en uno de los primeros cassettes de rock propiamente tal que grabé en el lejano 1995... posterior a ese evento me dedique a recopilar el escaso material que se podía por esos años, siendo el disco Crossroads una parte importante de la banda sonora de mi pasada por el colegio, el cual tuve el honor de grabar en un cassette de cromo, directamente del CD conseguido una y otra vez por un compañero de colegio (Fonfi, nunca olvidaré ese gesto, mis respetos estés donde estés... wajajajajaja), con esos antecedentes, la tercera venida de Bon Jovi a Chile se transformó en un evento inamovible en mi agenda, desde hace casi 3 meses...

Llegando al estadio tipo 7 de la tarde, había gran cantidad de público y por lo tanto costo encontrar una locación buena en el sector Andes, mi única preocupación era que con la escasa visibilidad, lograra distinguir a 6 puntos sobre el escenario... a eso de las 20:00 hrs. partió el telonero Lucybell (si era el más o menos indicado para abrir, no lo se, mi opinión es que para bandas grandes, sobran los teloneros...) donde sólo reconocí 2 canciones que había escuchado en la radio un par de veces.... por lo que con sus 30 minutos de show, hicieron la pega y para la casa...

A las 21:00 hrs. partió el plato fuerte, con un clásico un tanto calmado para la partida, “Blood On Blood” sirvió para experimentar con el sonido, el cual nunca fue corregido del todo, y ahí viene mi gran queja del evento ¿para que venden entradas que no podrán satisfacer con el 100% del show?... se escuchaba denso el sonido, nunca logré distinguir el bombo de Tico Torres y la guitarra sonaba demasiado difusa, indigno para un espectáculo del precio que cobraron!... impresentable!... continuando con el show, siguió el primer single del último disco de la banda “We Weren’t Born To Follow”, para dar paso a dos clásicos de tono mayor, la popular “You Give Love a Bad Name” y “Born To Be My Baby” las cuales hiceron que el coliseo de Ñuñoa se viniera abajo... después se metieron de lleno a mostrar tracks de sus últimos discos (los cuales encuentro prescindibles, pero deben ser mostrados, por lo que no entraré en detalles...) de los cuales sólo destaco “Have A Nice Day”, dando después de casi media hora de show rienda suelta a los clásicos, así aparecieron “It’s My Life” (quizás el último hit single de la banda y que inevitablemente me hace recordar los tiempos de universidad, mosqueando a Moreno por su “corte de pelo Bon Jovi”...), “Bad Medicine” (con notables interpretaciones de “Pretty Woman” de Roy Orbison y “Shout” de los Isley Brothers en el medio, que le dan una pausa entretenida al show) , “Lay Your Hands On Me” (con Richie Sambora en las voces, donde demostró que es un gran guitarrista.... jejeje), para seguir con “Always”, la que puede ser la canción más esperada de la noche y la que reconozco es mi balada favorita (se viene un post al respecto, así que no entro en mayores detalles), encadenada a “I’ll Be There For You” (si con eso las niñas del público no morían, quedaban medias atontadas...), posteriormente regalaron “Someday I’ll Be Saturday Night” la cual no esperaba y fue totalmente de mi agrado, “I’ll Sleep When I’m Dead” ayudó a recordar el buenísimo disco de principios de los ‘90 (Keep The Faith), mientras que “Runaway” trajo las primeras notas tocadas por la banda allá por principios de los ‘80, “Keep The Faith” nos trajo de vuelta los 90s y donde don Jon se pegó un gallo de aquellos, mientras que “In These Arms” supuso otra grata sorpresa para mi (... es de mis temas favoritos de la banda), con “Wanted Dead Or Alive” se desató histeria, ya creo como corría la imaginación de las damas pensando en la dupla Bon Jovi/Sambora como cowboys (gracias Romina por corroborar mi hipótesis)... para cerrar con el clásico de clásicos... “Livin’ On A Prayer”, el tema más conocido, hit single radial y televisivo, en fin, acá extrañé que no hubiese algo de pirotecnia como para amenizar la cosa... la guinda para el segundo encore vino con “Bed Of Roses” donde terminó con varias en la UTI o UCI (lo que sea más grave...)... yo hubiese tirado algo más movido, como “Hey God” o “Raise Your Hands”, pero bueno... ellos deciden lo que hacen jejejeje

Cerrando este post, un muy buen concierto, el Estadio Nacional quedó espectacular (espero que aguante el clásico dentro de algunas semanas), pero lamentablemente me faltó algo de calidad en el sonido y pirotecnia como para poder disfrutarlo en su totalidad, lo bueno es que el setlist cumplió a cabalidad, recorriendo en plenitud la carrera de una de las bandas que mejor llevó el estrellato en los ‘80s perdurando su legado hasta “estos días”....

Fotografía robada directamente desde RockNVivo (perdón por la patudez, pero está cool la foto)
Post a Comment