...exit stage Chile


Este fin de semana, desde hace meses, se perfilaba como bueno, el sábado tuve la oportunidad de ver a los monstruos de Dave Matthews Band, en el arena Santiago, con un sonido demoledor, con un feeling y groove envidiable, los cuales después de 3 horas de presentación, me dejaron con una sensación muy grata, pocas veces se puede ver un espectáculo de esa calidad, con la comodidad de un recinto como los que uno ve en los DVD... quizás después escriba un post más extenso de este concierto, debido a que ahora el foco es otro... ¡lo siento Dave!

El domingo, se respiraba Rush en el aire, ya desde la llegada del Álvaro y Marco desde Constitución, lo que significó que desde las 12:00 sólo se hablara de la banda, el concierto, las espectactivas y del documental que grabó Álvaro (convengamos que es el más fanático de la banda que conozco), es decir, esto pintaba como para clásico... convengamos que hablar de la trayectoria de la banda es ridículo, hoy por hoy son sinónimo de calidad absoluta, prolijidad musical y técnica asegurada, algo que esperamos por tanto tiempo (... algunos incluso habían perdido la esperanza), así que vamos directo al punto...!

Llegamos al estadio a eso de las 19:00 hrs, esperando durante 2 laaaaaaaargas horas que partieran los maestros, acompañados por el playlist generado en el olimpo mental de Neil Peart, compuesto por Jethro Tull, Genesis, Deep Purple y otros inmortales, por lo que no fue tan insostenible.... con puntualidad inglesa (...algo se debe trasladar a las colonias...) a las 21:00 partío el video introductorio, presentado a unos noveles “Rash” y a unos irreconocibles Lee/Lifeson/Peart en una actuación digna de un Oscar (... ¿habrá algo que hagan mal estos compadres?) para partir de golpe con el clásico “The Spirit Of Radio” con el cual el Nacional se vino abajo (aclarar que no estaba lleno del todo, pero las más de 40 mil personas presentes hicieron un ruido estremecedor con los primeros acordes, sacados del Permanent Waves). Tratar de enumerar tema a tema las 26 piezas es muy latero, así que vamos con los highlights. Del primer set, destaco la interpretación instrumental de “Leave That Thing Alone”, así como la emocionante “Time Stand Still”, la inmortal “Freewill”, cerrado la primera parte con “Subdivisions”, transmitiendo un nivel de emoción sublime con los acordes emanados del teclado de Lifeson... el cual cerro la primera parte con un “vamos al baño, debido a que somos señores de edad” (... o algo así)

De la segunda parte, como todos sabíamos, se venía la interpretación del Moving Pictures completo, el mejor disco de la banda, según la propia banda, la cual fue introducida por una nueva película, tan notable como la anterior, donde el eje de la mofa fue Alex Lifeson... partiendo por el clásico de clásicos, la inmortal “Tom Sawyer” demostrando una vez más el nivel extraterrestre de los 3 intérpretes... uno a uno se vinieron cayendo los tracks del clásico disco, personalmente, esperaba ansioso el que para mi uno de los mejores instrumentales de la historia del rock, el código Morse del aeropuerto de Toronto, la brutal interpretación de “YYZ” hizo nuevamente que el estadio casi se viniera abajo, al ritmo endiablado de la batería de Peart, puta... con eso me daba por pagado (y me hubiese ido si no hubiese leído el setlist anteriormente jeje...), “Limelight”, “Red Barchetta” y “The Camera Eye” fueron interpretaciones de alto nivel, apoyadas vocalmente por las 40 mil y algo almas presentes..., cerrando con “Vital Signs” un set cargado a la emoción y nostalgia, pero ejecutado a la perfección....

Considerando que ya habían pasado por nuestro cerebro bastantes clásicos, era hora de darle esapcio a un tema del próximo lanzamiento de la banda, por lo que “Caravan” sirvió de antesala para decirnos como seguirán sonando estos monstruos a partir del próximo año... para seguir con otro momento de esos que se esperaban, el solo de batería de Neil Peart, donde todo el público se mantuvo en silencio, como si se tratara de una clase magistral en la que todos eramos alumnos, con un set acústico (batería tradicional) y una sección electrónica, cerrando con una porción de jazz y una animación ad-hoc (un pulpo electrónico, en formato steam punk...) demostrando por que es considerado (+1 por acá) el mejor baterista del mundo (y que me perdonen Portnoy, Beauford y otros...) por lejos! y proponiendo quizás la opción de que exista un ser humano con el cerebro dividido en 4 partes y no en dos como el común... simplemente sublime... posterior al éxtasis baterístico, toma el control el carísmatico Lifeson, con una intro acústica para dejar caer otra pieza fundamental de la discografía de los canadienses, la hermosa “Closer To The Heart”, sirviendo de relajo antes de la avalancha que significan las dos primeras partes de “2012” como es “Overture / The Temples Of Syrinx” que puso a saltar a la cancha completa y donde quedó mi garganta (es que el estribillo de los sacerdotes del templo de Syrinx es imposible no gritarlo...), cerrando el segundo set con “Far Cry” un temazo muy hard rock extraído del último disco de la banda, el que también personalmente esperaba, principalmente y era que no, por las percusiones del maestro...!!

Para cerrar esta cuasi ceremonia religiosa del rock, 2 clásicos de la década del 70, la instrumental “La Villa Strangiato”, memorable la cantidad de melodías y matices que puede meter una banda en 9 minutos, cerrando las 3 horas de concierto con una pieza del primer disco de la banda, y un clásico casi personal, la brutal “Working Man”... poniendo fin a uno de los mejores espectáculos que he visto en lo que va corrido del año....

Cerrando este extenso post, me queda claro que el show entregado por la banda, visual y técnicamente, pero especialmente musical, está a años luz del resto de las bandas, donde generalmente se decanta hacia alguno de los 3 items (...cuesta encontrar el equilibrio), pero personalmente lo más destacable fue poder ver en vivo al maestro de maestros, es que realmente Neil Peart es la máxima expresión de lo que un baterista puede ser, el manejo perfecto del tempo, patrones inhumanos, mezcla de estilos perfectos y una concentración envidiable (ninguna sonrisa le vi, ninguna...!!!)... en este momento me cuestiono si merezco decir en público que toco algo de batería, ante lo que vi ayer, sería una falta de respeto al instrumento jajajajajaja....

PD 1.- La escena final con los actores de I Love You, Man, estuvo genial, algun día cuando Rockillana llegue al estrellato mundial, también tendré un sandwich que diga “Propiedad de Valdex, no tocar” jejejeje

PD 2.- Ganó Colo-Colo, sólo me faltó ganarme el Loto, para decir que el fin de semana estuvo perfecto...!


Post a Comment