... this day we fight!

Sexta vez en Chile y tercera vez que tenía la oportunidad de ver a la banda de Dave Mustaine en vivo, sin embargo, esta vez era especial, así es, como nunca pensamos que pasaría, el tour de aniversario de uno de los más grandes discos de la historia del Heavy Metal, el veinteañero Rust In Peace se digno a ser ejecutado acá por el sur del continente y todos sabíamos que eso era un evento imperdible...

Con puntualidad digna de un inglés, el concierto partió a las 21:00 clavadas, arrancando con Black Sabbath como grabación de fondo, para dar partida con el track instrumental del Endgame, "Dialectic Chaos", continuando con "This Day We Fight!" y la histórica "In My Darkest Hour", primer momento donde se notó que todos íbamos a pasarlo bien, debido a que el público la cantó casi completa... inmediatamente partieron los míticos acordes de "Holy Wars… The Punishment Due", comenzando con la tormenta nuclear que casí nos transportó a 1990, uno a uno fueron llegando los clásicos, como "Hangar 18", "Tornado Of Souls", "Take No Prisoners", "Five Magics" o "Rust In Peace... Polaris", pero también fue muy agradable poder disfrutar en vivo de resto del disco ("Poison Was The Cure", "Lucretia" y "Dawn Patrol"). Con los últimos nombrados se notó una baja en la efusividad del público, pero para los que íbamos a disfrutar del show, eso fue un mero detalle... Posterior a la ejecución del disco entero, siguió un par de tracks del último disco, "Headcrusher" fue presentada por Mustaine con harta parafernalia, pero es un tema que se muestra sólo, el coro está hecho para estadio y eso quedó demostrado, para seguir con "The Right To Go Insane"... después del breve repaso a la última placa, se vinieron los clásicos imperecederos... con "A Tout Le Monde" el Arena Movistar se vino abajo, de pronto todos hablabamos mágicamente el idioma de La Marsellesa (en realidad bastante engrupido el coro, pero en fin...), mientras que con "Symphony Of Destruction" se armó el estadio de fútbol al que estamos acostumbrados, con el tradicional grito copiado de nuestros amigos del otro lado de la cordillera... luego de esto, la banda se retira por unos minutos, volviendo para el tradicional encore, que estaba encargado por "Trust" (juro que sacó a la perfección la intro de batería, ya basta de engrupir en Rockillana! jejeje) donde dejé la garganta botada, es que es demasiada prendida esa pieza fundamental del repertorio de la banda y todo el estadio lo entendió así... para "cerrar" con el primer gran éxito de Megadeth, la archiconocida "Peace Sells", cuyo bajo fue nuevamente ejecutado por el histórico Dave Ellefson, que mejor... claro que venía una sorpresita, en medio del tema se meten con mi tema favorito de los Mustaine Boys, "Skin O’ My Teeth", ¡que momento por la miércale!, luego retoman "Peace Sells" y cierran con "Holy Wars", como para no dejar la tradición inconclusa, considerando que es raro escuchar ese tema al inicio del concierto...

Resumiendo, una gran presentación de Megadeth en Chile, una banda que por ley debería venir de forma anual, considerando las calderas que arman dentro de los recintos donde tocan, con un repertorio solidísimo y un carisma notable, considerando que Mustaine es uno más de la casa!... lo único que pediría para el próximo concierto, se preocupen un poco más del sonido de la voz y una que otra guitarra, lo único que se podría criticar (¡a riesgo de morir por telepatía si es que Chuck Mustaine se entera que me estoy quejando!)


Post a Comment