...falling in love is so hard on the knees


Primero que todo, debo confesar que no tengo una devoción religiosa por Aerosmith, por lo tanto , cuando el martes 25 de mayo llegué a la Elipse del Parque O'Higgins estaba dispuesto a que quizás oiría canciones que no conocía, lo que no sería del todo malo, reconociendo la calidad que posee la banda, que por más de tres décadas (con altos y bajos) se mantiene en el ruedo... La banda nos visitaba en el marco de su gira Cocked, Locked, Ready to Rock!, despues de 16 años (la última vez fue en 1994).

Al llegar al recinto inmediatamente uno se podía dar cuenta que no era un concierto de rock tan “extremo” como a los que acostumbro a ir (como Iron Maiden, Dream Theater o Megadeth), de esta forma el público era bastante distinto al habitual, usando un concepto común hoy, era bastante “pelolais”, por lo que se perfilaba como una jornada tranquila, plena para disfrutar de una excelente banda en vivo...

A las 21:20 aproximadamente partieron los fuegos con la clásica “Love In An Elevator”, canción conocidísima de su vuelta a la vida a mediado de los 80's, con un Steven Tyler que literalmente se comió el escenario, con una personalidad despampanante, respaldado por una banda solidísima, demostrando los años de circo en el cuerpo, destacando la figura de caballero del rock proyectada por Joe Perry, perfecto secuaz para las andanzas de Tyler (recordemos el apodo de Toxic Twins de la dupla, por su afición a las drogas y la amistad que los unía)... Posterior a esto, despacharon una batería de clásicos, como para no bajar de la montaña rusa que planificaba el concierto, de esta forma, cayeron “Falling In Love (Is Hard On The Knees)” y “Pink”, para luego dar paso al primer corte de la era setentera, la popular “Dream On”, cuyo coro fue respaldado por las 22.000 personas asistentes, luego aparecen “Livin' On The Edge” y la que a mi juicio es de las más flojas de los últimos discos “Jaded”, opinión no compartida por el resto del público, contando con una ovación de aquellas. Después se despacharon “Cryin'”, destancando el gesto de humildad de Tyler, quien compartió con un joven en silla de ruedas que estuvo todo el concierto en el escenario, gracias a las gestiones de la fundación Make A Wish, algo a la altura de la estrella que es (cualquiera que golpee a Charlie Harper merece todo mi respeto...), pensé que no escucharía “Rag Doll”, de esos temas de MTV por la mañana, ni tampoco “What It Takes” (que fácilmente califica dentro de las baladas más dolorosas que conozco, pero también estuvieron presentes en la fría noches. Hechos interesantes, el sólo de batería de Joey Kramer, nada del otro mundo, pero se agredece y el duelo de Joe Perry con su doble de Guitar Hero, algo de publicidad no está demás, considerando la cantidad de jóvenes que asistieron. De los temas más antiguos, las infaltables “Sweet Emotion”, “Last Child” o “Walk This Way”, para cerrar con "Train Kept A-Rollin'" y la melosa “Crazy”.

En el cierre del concierto me quiero detener. Habitualmente leo los set-lists de las bandas antes de verlas, no me molesta perder la sorpresa, por lo que sabía que cuando sonara "Walk This Way" y "Train Kept A-Rollin'" esto se acababa, sin embargo, cuando el público pedía a gritos “Crazy”, sentí algo de vergüenza ajena, no soy enemigo de los hit-singles (aunque reconozco también que no me gusta el tema en cuestión...), pero se notó que gran parte del público quizás sólo conocía esa esa canción... acá cito a un amigo, Felipe Bustamante, gran fanático de la banda, quien me dijo “considerando la cantidad de clásicos que la banda posee y que no tocaron, ¡cómo todos pedía Crazy!”... así es, yo me preguntaba ¿nadie va a pedir “Mama Kin” o “Back In The Saddle”?... lo más notable era la cantidad de niñas que se creían Liv Tyler o Alicia Silverstone... espectáculo impagable jejejeje....

Cerrando mi comentario, creo que la banda mostró toda la calidad y bagaje que posee al ser una de las agrupaciones más grandes de la escena norteamericana, logrando un equilibrio casi perfecto entre sus clásicos de todas las épocas, considerando que pocas bandas pasan por crisis tan profundas y luego vuelven a la cima con discos de gran factura, como los bostonianos que sacudieron Santiago hace 5 días... gran concierto...!!!


Post a Comment