...hope

Como es habitual últimamente, el día de estreno de una nueva Star Wars estábamos en el mejor cine que nuestro bolsillo pueda pagar, y con Rogue One no fue la excepción. Personalmente, al ser una especie de spin-off el hype no llegó tan alto, por lo que estaba con la ansiedad controlada (no así como en “The Force Awakens”...). Como ando poco creativo aplicaré una técnica ancestral y acá van las cinco razones de por qué debe ir a ver Rogue One:


  1. Es una historia que merecíamos conocer, siempre se habló de lo legendaria que había sido la hazaña de robar los planos de la estación de combate más poderosa del Imperio, algo que no se gestó de un día para otro, por lo tanto, engancha bien en el universo creado por Lucas y no entra con personajes o argumentos forzados, bien ahi!!
  2. Explica una de las grandes interrogantes de la saga ¿cómo la invención más grande de la galaxia tenía una forma tan sencilla de ser destruida? O en buen chileno ¿cómo los ingenieros del imperio fueron tan pavos de no cuidar que hubiesen cabos sueltos en la estructura?, y nuevamente hacen que los argumentos sean convincentes para redondear una historia que llevaba casi 40 años siendo un repetido chiste.
  3. Aparecen personajes entrañables y que son queribles de principio a fin, Jyn logra su cometido de heroína, Cassian Andor creo que queda en un rol no tan profundo como pudo ser, el nuevo robot K-2SO, el que no me vengan con cuentos algo de Sheldon Cooper debe tener, logra poner la dosis de humor justa a la saga, Bodhi es quien tiene el rol de hacer que algunos caminos se crucen, el maestro Chirrut Îmwe y su amigo Baze Malbus el primero con una fe inquebrantable en la fuerza y el segundo con una puntería y lealtad “a prueba de balas” cierran un círculo completo en la formación del equipo. Quizás el que perdió protagonismo es Saw Guerrera, ya que su performace se concentra en la primera mitad de la película, mientras que Galen Erso es la pieza clave en explicar el gran misterio expuesto en el segundo punto de esta lista
  4. Aparece el buen Diego Luna como Cassian Andor, un piloto de la rebelión a cargo de la misión principal. Convengamos que para mi siempre será el Rudo (de “Rudo y Cursi”) es uno de los nuestros señores, más allá del papel de Oscar Isaac como Poe Dameron (nacido en Guatemala) en “The Force Awakens”, este mexicano tiene un rol preponderante en el desenlace de la historia, por lo que le asegura una permanencia en el imaginario colectivo de los fans de la saga.
  5. La última y la más importante de todas: Darth Vader. Para qué estamos con cuentos, el villano más grande e importante de la galaxia y quizás la figura que más valor aporta comercialmente a Rogue One, pero no se engañen, su participación no está puesta a la fuerza, sino que fluye con naturalidad y además salda una deuda histórica desde mi punto de vista, mostrándonos un Darth Vader que no tiembla al poner en primer plano su crueldad y le saca el jugo al uso de la fuerza de la manera más despiadada posible (no quiero detallar más para evitar el spoiler). Cuando vi el desembarco de Kylo Ren en Jakku creía que se había saldado mi deuda de violencia, pero no, acá si que estamos a mano querido Darth!


¿Tiene cosas malas la película? Probablemente si, pero ando demasiado emocionado como para que sean tan relevantes, acá algunos detalles:

  • ¿Cómo es posible que aparezcan actores muertos actuando nuevamente? Señores, esto es cine, no teatro, si para darle solidez a la historia tenemos que “revivir” actores o rejuvenecer a otros, bienvenido sea, además si no fuera porque sabemos quienes son, esto hubiese colado perfectamente.
  • No se respetan las tradiciones básicas de Star Wars, efectivamente, no parte con las letras perdiéndose en el espacio y la música no la hizo don John Williams (Michael Giacchino hizo un excelente trabajo, incluso usando algunas melodías clásicas al medio de piezas nuevas…), una pena, pero para el primer punto solo recordar que esta es una historia paralela y que no interfiere directamente en la línea principal (la de los números romanos) y la segunda, lo siento señores, nos sirve para hacernos la idea que “The Maestro Williams” no estará toda la vida y que es bueno contar con alguien que respete su legado y le de continuidad…
  • ¿El imperio guarda sus respaldos de la manera menos pensada por lo avanzado de la tecnología?, filo, detalle geek innecesario de criticar, pensémoslo como un mecanismo de darle dramatismo al robo!
  • ¿Que los Destroyer Imperiales se pueden mover con solo empujarlos? No me vengan con leseras, los Ewoks peleaban a palos y piedras y ahí los tienen! No todo se puede explicar con física o la ley del más fuerte en Star Wars!

En fin, nuevamente les recomiendo: véanla en el cine y háganse su propia imagen y a ver si como yo, siguen “estando con la fuerza y siendo uno con ella”...

PD.- harto he leído de gente que cree que esta película es mejor que “El imperio contraataca” u otras de la saga clásica, pero acá sólo indicaré que en gustos no hay nada escrito, pero personalmente creo que las clásicas tienen un halo de nostalgia insuperable difícil de superar a esta altura del partido…
Post a Comment