...a passage to New York

Nueva York es una ciudad que a todos pareciera sernos familiar, ya sea por la cantidad de series o películas ambientadas allí, por las postales históricas que se han generado en sus paisajes o por la cantidad de referencias de la cultura pop que apuntan a sus calles, no se, a todos nos suena de alguna parte. Personalmente no soy muy asiduo a los viajes y quizás este era el único destino que tenía marcado como "imperdible", que sabía que algún día debería cumplir, por lo que el año pasado comenzamos a planificarlo con la Caro (diciembre para ser exactos), transformándose por diversos motivos en los 6 meses de espera más largos de la vida.

El domingo 05 de junio salimos de Santiago y después de 10 horas de vuelo aterrizamos en el aeropuerto JFK y ya al medio día de allá (es la misma hora que acá, pero los trámites aduaneros nos agregaron 2 horas extra) estábamos instalados en el Hotel a dos cuadras de Time Square, el centro por naturaleza de Manhattan. 

A ratos, especialmente los dos primeros días me costaba entender la magnitud de una ciudad tan radicalmente grande, los edificios de cristal afloran por todas partes, las torres parecen no terminar, al igual que las largas avenidas cruzadas por infinitas calles...

Cada día fue diferentes, perdimos temprano con contundentes desayunos (Dios bendiga a los waffles con frutas y el café con leche...) para luego ir al metro, tomar los buses turísticos o bien caminar más que mormones (que ad-hoc...) De los paseos típicos creo que no se nos quedó nada fuera:

  • Time Square: eje del Midtown de Manhattan, con luces no aptas para epilépticos y una cantidad impresionante de pantallas que transmiten comerciales, publicidad de las obras de Broadway y trailers de películas, las 24 horas del día. Miles de personas inundan el sector, más los personajes típicos como mimos, corpóreos para las fotos y los naked cowboys que se turnaban.
  • La Estatua de la Libertad: icono irrefutable de la ciudad (aunque está en New Jersey como nos aclaró un taxista) es un paseo memorable junto con Ellis Island (donde está el museo de la inmigración) hecho en barco, donde se conoce la Isla de la estatua, la cual pensé que era más grande, me sentí estafado por los Cazafantasmas.
  • Empire State Building: El edificio más emblemático de la ciudad, con dos miradores (en los pisos 86 y 102) permite hacer el "Big Picture" de la ciudad, aun considerando la gran cantidad de gente que accede es un paseo increíble y que permite apreciar la ciudad desde una perspectiva diferente, uno entiendo por que King Kong lo eligió!
  • Madison Square Garden: Este era uno de los puntos que personalmente tenía marcados, el lugar donde se grabó el "The Song Remains The Same" debía ser visitado. Una Arena gigante y que demuestra lo en serio que se toman los norteamericanos el entretenimiento. Todo dispuesto para disfrutar lo que pasa en la cancha, ya sea basquetbol, hockey sobre hielo, boxeo o un concierto. Acá fue el único lugar donde el inglés me falló, pero culpo a que el guía hablaba como metralleta de rápido!
  • Broadway: existía una cantidad enorme de teatros con muchas obras interesantes ("Hamilton" era por lejos la que más demanda tenía), nosotros teníamos entradas para "El violinista en el tejado", la cual es brillante en vivo, las escenografías móviles, la música / canto en vivo y los bailes, una muy buena experiencia! Me compré la película para entender algunas partes que por el idioma se me complicaron, una experiencia gigante estar en ese teatro!
  • Museo Metropolitano (MET) y Museo de Historia Natural: Partimos en el MET, donde me interesaba la parte egipcia y aproveche de ver pinturas del año del níspero (vasto conocimiento en arte pueden ver). Cruzamos el parque caminando hasta el Museo de Historia Natural, usado como ambientación para "A Night At The Musseum", por lo que la bienvenida la dio la estatua de Teddy Roosevelt, donde había mucha fauna del mundo, pero lejos lo que más me impresionó fue la parte de los dinosaurios, realmente impresionante el tamaño de esas bestias!
  • Central Park: Parque gigante que lo cruzamos por la parte angosta, aprovechando el sábado de museos,  Dentro del parque era impresionante la cantidad de espacios comunes (prados, canchas, bancas, etc) y  la ausencia de desórdenes. Estuvimos un rato en el sector "Strawberry Fields" viendo el mosaico dedicado a Lennon (previamente estuvimos afuera del Edificio Dakota)
  • Top Of The Rock en Rockefelller Center: Impresiónate vista nocturna de la ciudad, con un colorido deslumbrante hacia los cuatro puntos cardinales, adornado con todos los temas asociados a la construcción del edificio Rockefeller (acá se hace el Árbol de Navidad de la ciudad, ojo!)
  • 9/11 Memorial: un lugar exclusivamente hecho para hacerte sentir triste. Todo dispuesto para rendir tributo a las víctimas de los ataques a las torres gemelas. Las piletas que cubren la superficies de los antiguos edificios son alucinantes, pero insisto, la atmósfera general hace que uno sienta pena, o por lo menos eso sentí...
  • Un montón de lugares que teníamos anotados previamente: conocí el edificio que fue portada del disco "Physsical Graffiti" de Led Zeppelin, la Carola conoció la fachada del edificio de la serie Friends, conocí un par de disquerias donde compre más cachureos, comimos hamburguesas tipicas (muy buenas, hay que decirlo), sushi (bueno, pero muy poco!!), disfrutamos de los Food Trucks y un largo etcétera.

Cosas que me llamaron la atención:

  • Lo preparado que está toda la infraestructura para el turismo, todo señalizado, todo el mundo está disponible para ayudar, la información es tremendamente accesible. Enlazado a lo anterior, todas las atracciones tenían una tienda de recuerdos asociada, increíble la cantidad de merchandising que generan en cada punto de la ciudad (entre todas las cosas se puede amueblar una casa fácilmente)
  • La cantidad de latinos trabajando y viviendo allá, lo que obliga a los "nativos" a ejercitar su español, por lo que no es raro que sean bilingües, al margen de la cubana que me habló en inglés toda la conversa y al final se despide en español, sólo por el hecho de torturar al turista!
  • Los controles de seguridad brutales que se generan en puntos clave de la ciudad, especialmente donde la aglomeración de gente es mucha, como leí en algún cartel "aplican seguridad de aeropuerto dentro de la ciudad", claramente un eco de los atentados del 9/11.
  • La cantidad de locales para comer y la variedad que estos presentan. Aunque en general es caro, la variedad hace que algo puedas hacer con el presupuesto que cuentas.
  • Los horarios inexistentes en algunas zonas, con esto me refiero que por lo menos la zona de Time Square al parecer no cierra / se apaga / duerme nunca. A la hora que pasábamos había afluencia de público y por ende, las tiendas abiertas y con gente dentro.
En general, una experiencia que me gustaría repetir alguna vez, una isla alucinante y que expele cultura popular, muy recomendable para todos aquellos que estén dispuestos a caminar como condenados.

Una pequeña galería de fotos:

New York 2016
Post a Comment