...eat 'em and smile

Esta semana haciendo mi ronda habitual de azote con los chicos que trabajan conmigo (no se lo crea, la ronda de saludo de la mañana...) uno me abordó con una pregunta de esas que cuesta contestar a la primera: Cristian ¿cuál es tu plato de comida favorita? es más ¿cuál sería tu almuerzo perfecto? a lo que la mente se me puso en blanco y sólo atine a un "Dame un minuto, que esto lo tengo que procesar...", en unos segundos se me pasaron los plato que hace mi mamá cuando voy a Conti (porotos, lentejas, cazuela, pastel de choclo, etc...), los buenos restaurantes a los que he ido y un sin fin de cosas que he comido y aun así me costó decidir cual sería mi almuerzo "perfecto"...
Después de eso, se me vino a la mente un exquisito churrasco italiano, pero me habían advertido que sándwiches no valía, la cosa es de caballeros, platos para disfrutar en cualquier ocasión, no para webear en una mesa conversando de rock o fútbol... así que no me quedó otra que sacar mis más profundas debilidades culinarias y disparar sin clemencia: "Lomo a lo pobre + Coca-Cola y de postre Torta de Mil Hojas" uffff y fue con el acto de confesarse para un criminal, me saqué un peso de encima, me sentía libre!!!
La verdad, es que soy de platos simples y con esto de intentar cuidar la figura curva me doy pocos pataches groseros como significa lo que escribí anteriormente, en Santiago la última vez que lo comí fue hace más de un año en el Caramaño, uno de los buenos locales para comer en la capital, sin embargo jamás olvidaré el de La Motoneta en Chillán hace como 10 años!!, noble local, hay que decirlo. La Coca-Cola es parte de mi religión y aunque la he dejado de lado su resto, siempre vuelve para alegrarme la mesa de vez en cuando y el postre no tenía discusión, para mi cumpleaños es sagrado que sea esa la torta y no otra (en Constitución, en Santiago cambié por una que hace la tía de una compañera de la Universidad que es de lujo...) por lo que disfrutar de ese manjar y nueces no tiene precio para mi...
En fin, como dije, si me mandarán de castigo al infierno y solo pudiera comer una cosa de por vida, ahí está la elección...
PD.- Hay que hacer justicia en la vida: Mi vieja prepara unos platos notables, si lee esto me asesina. El tiramisú de la Carola está para enmarcarlo, sépalo! Mi compadre Lete le pega a la comida gourmet que se lo encargo y en parrillas, los santiaguinos son representados por mis amigazos Fernández y Rosales, mientras que en la costa la estrellita se la lleva don Pato Vergara...
Post a Comment