...hail Cesar!!

El miércoles recién pasado volví a una sala de cine un día de semana, después de mucho tiempo, ya que este placer estaba reservado sólo para los fines de semana, pero considerando el hype que se levantó con la cinta que nos convoca, decidí adelantar la salida, coordinamos con mi compadre Racuna, un popcorn mediano, mineral sin gas y a sentarse señores, que los simios se venían revoltosos...!!

La historia de los simios que dominan un planeta es vieja, la primera película es de 1968 (la vi recién hace como 2 semanas, para llegar con las ideas fresquitas a la precuela, pero el argumento es más viejo que el de la Biblia...) y a pesar que se hicieron varias más después (incluyendo comics y series) mis amigos cinéfilos dicen que las otras son “prescindibles”. De la de Tim Burton me acuerdo poco, y eso es una mala señal, aunque quizás para Fiestas Patrias la vea de nuevo, aprovechando el simiesco impulso...


De la historia de "Rise of the Planet of the Apes", destacar que es demasiado simple, pero a la vez concisa, nada de conflictos existenciales, sino dos cucharadas y a la papa, lo que evita tener que distraerse con cosas poco relevantes, sin embargo lo que la hace interesante es lo bien contada que está, con un orden lógico aplastante, con una tensión ascendente que se agradece (no sobra nada, así de simple...!!). De las actuaciones, James Franco se luce como el químico líder de un equipo de investigación que experimenta con primates y padre de Cesar (el simio líder de la revolución... interpretado por Andy Serkis y 500 petabytes de CGI), sin embargo, la actuación que más me conmovió fue de le John Lithgow, interpretando al padre de Will (James Franco), un enfermo de Alzheimer, quien gatilla la escena donde se produce el quiebre argumental de la película y que me ratificó lo doloroso que debe ser tener un pariente con esa afección (to, toc, toc en la mesa del living), pasando de la apacible historia de una mascota inteligente a la ascención del lider de la nueva especie dominante... no cuento más del argumento por que no me gustan mucho los spoilers y la idea es que el señor lector vea la película... Así, de los puntos que destaco:

  1. Los guiños a la película original: entre otros, cuando mojan a Cesar con una manguera, sólo para torturarlo, cuando el simio protagonista juega con una réplica de la Estatua de la Libertad y otros que ahora no me acuerdo, pero que hay varios...
  2. Los cabos que debían atarse a la historia original quedan amarrados: ¿por que los humanos se extinguieron? ¿por que la extinción no tocó a los simios si somos parientes?, de paso, muestran la nave donde va el protagonista de la cinta original ¿algo más se podía pedir?
  3. El momento en que Cesar se da cuenta como los humanos tratan a sus parientes y como se convierte en el cabecilla de la horda de primates es sencillamente genial (si el tema de los favores lo planteó “The Godfather”, acá se perfecciona al límite...), demostrando en ese minuto que su inteligencia implantada tenía que servir para algo más que para comunicarse por lenguaje de señas o comer con cubiertos...
  4. Parece que el afán de hacer parecer estúpidos a los policías trasciende más allá de nuestras fronteras, es que con esos defensores de la ley, no me sorprendería que la próxima amenaza a la humanidad venga de parte del perro Lipigas y una horda de quiltros o el pato de Banco Estado comandando a un gallinero... o sea...!

En resumen, una película recomendable 100%, con una historia e interpretación de los actores sobresaliente, y que nos debe dejar algún grado de lección de como tratamos a nuestros parientes más cercanos o mejor, a los que de alguna forma sentimos que no está a nuestro nivel... ojo, uno nunca sabe quien puede ser el próximo Cesar....
Post a Comment