...from SCL to EZE

Como primera parada de las vacaciones 2011, partimos con mi señora madre a pasar unos días a la capital de la República Argentina, partiendo muy temprano el jueves 17, muertos de sueño, debido a que el vuelo era las 8:35, teniendo que estar a las 5:35 esperando... plop! Buenos Aires es una ciudad inmensa (aproximadamente 9 millones de habitantes, entre capital federal y provincia), por lo que recorrerla completa es imposible en los 5 días que estuvimos, así que ahora daré un “pequeño resumen” de lo que fueron esos 5 días:

Jueves 17: Salimos cerca de las 13:00 hrs. a almorzar y elegimos un local a pasos del hotel (en avenida Lavalle), recomendado por una amiga, la pizzería “Los Inmortales”, donde me di cuenta de la calidad culinaria de nuestros vecinos, el queso es exquisito y las porciones abundantes, nada que decir, después de eso nos fuimos a recorrer el centro por Avenida Corrientes, tomando las fotos correspondientes en el Obelisco (aunque digan que es simple, es un punto intransable en cualquier viaje...), en la noche comimos en una picada en el centro, donde descubrí de donde viene algo de mi humor negro (gracias mamá...!!!):
- Valdex: “Puta el mozo pesado”
- Mamá: “¿y que quieres?, no cachai que es argentino”
- Valdex: “Ma-es-tra”

Viernes 18: En la mañana nos fuimos a caminar por Avenida Santa Fe, donde están muchas de la tiendas "mas convenientes", donde mi mamá, para variar, no encontró nada (si, es increíble, pero su capacidad de regodeo es infinita!), fui a enfrentar por primera vez a la librería El Ateneno (4 pisos de puros libros y discos... awesome!). En la tarde, correspondía el City Tour que venía en el viaje, donde conocimos algo de Palermo, el barrio Recoleta, Plaza de Mayo (donde habían manifestaciones de los veteranos de la guerra de Las Malvinas), el barrio La Boca, Caminito y su pasada por Puerto Madero. Entré al estadio de Boca y me di cuenta por que es tan difícil jugar ahí, realmente es una pared inmensa de gente, sofocante y en Caminito, este es uno de los “epicentros” de la venta de souvenirs, así que caímos en tentación y nos trajimos un par de cosas, además de sacarnos fotos con las casas de colores... En la noche cenamos en la pizzería Rey, donde con una simple mezcla de masa + salsa + queso mozzarella (conocidas localmente como muzza) hizo que me fuera rodando al hotel... ufff viva el queso!

Sábado 19: Ese día decidí ir a “cumplir una manda” y conocer el Hard Rock Café, así que arrastré a mi vieja y de paso conocimos el barrio de La Recoleta, donde está instalada esta cosa, en el mall Buenos Aires Design... Las cosas como son, el local es carísimo y sobrevalorado, pero la memorabilia que tienen dentro vale la pena las lucas invertidas. Las cosas que más me impresionaron fueron: la guitarra de Jimmy Page o de Eric Clapton, los recuerdos de Megadeth, Bon Jovi, Green Day, Rolling Stones, The Police, Motley Crue y un largo etc, además que comías amenizado con videos incombustibles como “Paradise City” de Guns N' Roses... finalmente me compré una polera (después que mi mamá me desafiara a hacerlo, considerando que la billetera ya empezaba a reclamar, por lo que aprendió que desafiarme a gastar no es un buen negocio...) y seguimos con el paseo a la feria artesanal de La Recoleta, donde habían decenas de kioscos con miles de cosas, cerrando el día en el cementerio, con un paseo tradicional, donde conocimos la tumba de Evita Perón, además de escuchar la bizarra historia del robo de su cadáver...

Domingo 20: Este día estaba reservado para la fiesta gaucha en una estancia al norte de la ciudad, en pleno campo, donde se hacían demostraciones equinas, un asado de proporciones titánicas y bailes típicos. Mi única queja es que me prometieron que podría comer todo lo que pudiera y quedé con hambre (me sentí como Homero y no puse una queja por que no se donde está en SERNAC allá jejeje)... en los detalles sabrosos, casi me quitan a mi mamá (gaucho maldito, jamás te hubiese dicho papá! jejejeje, pero el compadre era simpatquísimo y además se parecía a Mario de Nintendo, notable!) y nos tocó una mesa con puros gringos, donde un australiano me enrostró que había visto a AC/DC 3 veces! Hijo de la gran.... ejem, respetaremos al hermano angloparlante. Cerrando el día, nos fuimos a cenar, comiéndome una gran milanesa con papas fritas y helado de manjar, perdón, dulce de leche, donde casi se me pierde “la campera”, perdón, mi cortavientos, menos mal que la niña del restaurant era honesta y sólo me quería cobrar plata como rehén, jejejeje!

Lunes 21: Ese día nos levantamos temprano, y nos fuimos a recorrer el centro por última vez, donde mi mamá por fin encontró algo que comprar y decidí liberar la tarjeta VISA en El Ateneo y me compré un par de discos y unos encargos, recorriendo en su totalidad la inmensa librería, que aunque es un negocio, igual se considera un paseo que se debe hacer. Luego compramos los últimos souvenirs y nos fuimos a esperar el traslado al aeropuerto de Ezeiza (o Ministro Pistarini, para los más “puristas”), me compré un par de revistas de temática rock, para ver que y como escriben, además de un libro de Indiana Jones para leer en algún viajecito...

En resumen, nos faltaron varias cosas, como ir a un espectáculo de tango y alguna obra en Corrientes, pero el tiempo no dio para más, creo que es una ciudad que merece otra oportunidad en “algún lugar del tiempo”. La oferta culinaria es amplísima, la gente es amable, aunque la mayoría de los mozos eran pesados. Los encargados del hotel eran re-simpáticos (conversábamos de rock y me invitaron a comer pizzas.... corta), incluso me recomendaron algunas bandas que debía conocer (aparte de indicarme no entender por que nos gusta tanto La Renga)... siento que mi mamá quedó contenta (objetivo principal cumplido!) y me volví con varios kilos demás, pero que serán sudados a partir del primer lunes de marzo jejejeje...

Acá un slideshow con algunas fotos, alojadas en flickr, con más textos explicativos

Ahora estoy en Constitución, en la segunda parte de mis vacaciones, disfrutando de la Pachamama y cargando pilas para enfrentar el regreso a la capital...
Post a Comment