...do you renounce satan? pt. 2

Como había comentado alguna vez, mi compadre Leja (Alejandro Espinoza, para los no amigos) y su señora, la Ingrid, depositaron en su servidor, la honorable misión de ser el padrino de Janito, su primogénito y nuevo miembro de la familia que acaban de formar ("nuevo miembro" por que tiene 2 años ya...!), el dato frak es que la madrina es mi "santa madre", por lo que todo quedó en familia...

Para poder ser padrino, la Iglesia Católica exige una preparación previa, por lo que la semana antepadasada tuve que ir a un entrenamiento militar cristiano express, con 2 señoras que se sabían la Biblia de pies a cabeza y nos increpaban nuestra ignorancia... habían muchas cosas que antes me sabía pero que con el tiempo se me olvidaron, ante una evidente falta de práctica (el catolicismo a la chilena es algo que no va de la mano de las exigencias impuestas desde el Vaticano..."do it the chilean way") Lo más gracioso del tema es que la señora que daba las charlas era igual a Yoda, por lo que eso de "Sobre todas las cosas, amar a Dios debes" era casi natural que se me quedara jejejejeje...

El sábado recién pasado (06/11/2010) se celebró el bautizo, en una ceremonia austera, adornada por el llanto de varias guaguas que al igual que Janito, se iniciaban en la senda del cristianismo, y aunque mi socio se sentía confiado ante el desafío de abandonar su condición de "criatura" (con la compañía del Rayo McQueen y su camión Mack, obviamente) igual lloró cuando el diácono le dejó caer el agua bendita, quizás ante la resignación de no poder seguir "haciendo el mal de forma tan inpune" (jejejejeje lease en tono de broma, sin extremismos por favor)... para finalmente terminar la ceremonia como un nuevo hijo de Dios con todas la de la ley...

Varios me preguntaron si estaba de acuerdo en llevar a mi ahijado por la senda del cristianismo, sin embargo, creo que este tema trasciende un poco el sentido religioso del sacramento, y personalmente lo tomo con un voto de confianza de parte de los padres por poder guiar a Janito en la senda de una buena persona (en la medida que mis limitaciones me lo permitan) tratando que no se "enchueque en el camini", con acciones que le permitan un buen pasar y no tan ceñido sólo al ámbito religioso...

Finalmente, agradecer a mi socia Yoya Alcaide, quien con un certero "¡¿Cómo se te ocurre Valdés que vas a ir sin traje?!" me evito un bochorno de proporciones, por que hubiese sido el único padrino vestido como mamarracho (más perdido que poroto verde en paila marina)...! jejejejejeje gracias!



Post a Comment