...the course of nature (pt. 2)

Después del post en tributo a la Tía Rosa, procedo a relatar la "mágica experiencia" de estar en un terremoto... ese día viernes había salido recién de vacaciones (después de una semana eterna!!!) y junto a mi mamá nos fuimos a Constitución a pasar unos días (yo) y a quedarse (ella, estaba hace 2 semanas haciéndome compañía por acá...), para distraer la mente de la agitada capital... llegamos cerca de las 02:30 AM del sábado 27, dejé los bolsos en el comedor de la casa y me fui a conversar con el grupo de mis primos que estaban reunidos en el quincho al final del patio de la casa... estábamos planificando el asado de la tarde, para despedir el verano 2010, cuando de pronto la Marcela se percata que "parece que estaba temblando"...

Después de pararnos, nos dimos cuenta que la cosa no era el típico temblor habitual y nos pusimos a correr para ver a la familia, cuando a las "señoras placas tectónicas" se les ocurrió empezar a sacudirse como hacía 25 años no lo hacían y me fui de golpe al suelo, sin poder ponerme de pie, debido a que el piso de verdad se movía mucho... luego que decidió parar unos segundos el movimiento, logré correr hasta el patio delantero de casa, para ver el triste espectáculo de como se caía todo el frontis de la casa... mientras sólo me preocupaba de sacar a mi mamá, que estaba paralizada bajo el umbral del comedor (menos mal que atinó a salir de los dormitorios, por que se cayeron completos al suelo...), no me pregunten como parece que boté la puerta de la casa a golpes y saque a la señora al patio. Después de eso, nos enfocamos (a esa altura estaba el Hugo y el Jhony al lado) en tratar de entrar a la casa de la tía Rosa... quebramos vidrios y puertas y no pudimos entrar, nos dimos cuenta que el pasillo se había bloqueado y sólo se escuchaban cosas caer y gritos de gente (tampoco me pregunten quien gritaba, por que no me acuerdo...), desde la calle se escuchaba la voz del Javier (la leyenda dirá que estaba curado a esa hora y no se acuerda de nada) quien ya había sacado a la Verónica y la Daniela de la pieza derrumbada y además se había dado cuenta del forado que daba a la calle, que nos permitió escapar de la casa... un héroe el cabro... Al salir a la calle (04:00 AM) el espectáculo era desolador, lo poco que se veía permitía divisar el barrio completo en el suelo y los imbéciles de siempre tratando de arrancar en auto en un taco que no tenía fin (cuanto nos ha intentado "enseñar" Hollywood y no hay caso... en fin...!!). Con el Luis, el Nico, la Vero, la Daniela, el Pancho y mi mamá, comenzamos a arrancar para el cerro del Estadio, a 3 cuadras de la salida de la casa mas o menos, considerando que todos sabíamos que después de un terremoto de esa magnitud, son 30 minutos de espera, para que se deje caer el tan temido maremoto...

Después de seguir las instrucciones de bomberos (o quien sea que daba instrucciones), llegamos al plan del cerro, que no se a cuanto está, pero nadie se preocupaba de las distancias a esa hora, sólo para escuchar el devastador sonido de las 3 "entradas triunfales" del mar a la ciudad... un show difícil de olvidar, el sonido de la destrucción en vivo y en directo... a las 09:00 AM bajamos para ver que quedaba en el barrio y la respuesta era: nada...!!! todo se cayó y se mojó, y lo peor, nos dimos cuenta que a todos nos había pasado lo mismo, durante la tarde salimos a caminar y era posible darse cuenta que todo el plano de la ciudad se vino abajo, sin posibilidad de recuperar nada, salvo lo que quedaba entre los escombros...

Corolario: se debe reconstruir la ciudad casi entera, los niños no quieren saber nada de la naturaleza, un movimiento de 8.8° no se lo doy ni a mi peor enemigo (¿o si?, interesante cuestionamiento...), lo de no poder moverse es verdad (yo no lo creí hasta que me di en el cemento...!!), la tristeza de perder la casa donde están todos los recuerdos familiares es absoluta... finalmente, para que se imaginen la fuerza del agua: habían barcos en el terminal de buses (2 cuadras del río), en la casa de una tía habían algas y arena en el segundo piso y aparecieron casas donde nunca habían estado... en fin...!!!

Desafíos: Resurgir de las cenizas (... como el ave Fénix) y empezar a crear nuevos recuerdos, en casa de madera, que demostraron ser mucho más resistentes que el adobe... borrar los malos recuerdos y quedarse con los bonitos, aunque no lo crean quedaron bonitos recuerdos, como la unidad familiar, la ayuda del uno hacia el otro y la fuerza demostrada para intentar no desmoronarse ante un evento que jamás podremos olvidar... ni con un neuralizador...!!!

Post a Comment