...do you know where the fuck you are?

El concierto que el sábado pasado se despachó Guns N' Roses en el Coloso de Ñuñoa fue una saldada de deudas de varios años, un pendiente que esperaba cerrar desde hace 20 años, cuando empecé a escuchar música más en serio y donde los norteamericanos tenían un sitial de honor entre mis bandas favoritas. Por aquellos años (1996) andaban dando vueltas VHS con la presentación de fines de 1992 en el mismo recinto, con toda el aura de escándalo y excesos característicos de los cinco músicos que hacían de ese concierto una especie de mito... hoy después de años de rumores, los tenemos embarcados en el "Not In This Life Tour" (tomado de una declaración de Axl Rose al ser consultado por una reunión hace años atrás, siendo su respuesta "No en esta vida"...) donde el sábado 29 de Octubre de 2016 correspondía el turno a Chile y si bien sabíamos que la banda no está en la misma forma de principios de los '90s, era parte del imaginario colectivo ver a los mismos cabros buenos para correr (tomar y fumar...)


Llegamos al estadio temprano (había que agarrar estacionamiento #FirstWorldProblems!!) con mi compañera habitual de estos eventos (hasta alcanzó para foto look Axl Rose mi Carola!) además de mi compadre, el que me pasó los primeros cassettes y revistas de la banda y con quien nos juntábamos a ver esos VHS grabados de tercera o cuarta copia en EP (nótese la caída de carnet), desde Talca, don Alejandro Espinoza (léalo como presentación de box y hasta sale creíble!) Respecto a los teloneros no puedo opinar mucho ya que poca atención les puse, insisto, las ganas de ver a "the most dangerous band in the world" eras mayores!!



Como se podrán imaginar por la entrada a este post, las expectativas estaban altas para este evento, así que vamos por partes:

Lo bueno:
  • El ambiente que había en el Estadio, se notaba que muchos compartían mis ansias, se veía harto papá con sus hijos, uniformados para la ocasión (creo que es de las pocas veces donde no vi poleras de Iron Maiden en la cancha...) y varios recordando la anterior pasada hace ya casi 24 años (convengamos que las veces que vino Rose con su proyecto tributo no cuentan, no!!...), aunque nos tuvimos que dar una vuelta extra, la entrada estuvo expedita, por lo que pocos minutos después de las compras y fotos estábamos en la cancha.
  • El setlist estuvo muy bien seleccionado... todas las perlas que nos dejaron los 6 años de discografía aparecieron (aunque es un error que hayan dejado el "G N' R Lies" de lado...) emocionante la partida con el bajo de Duff McKagan en "It's So Easy" enganchada con "Mr. Brownstone", donde mis trenzas de calcetinera furiosa se soltaron, la interpretación de una pieza mastodónica como "Estranged" o "Coma", la pregunta de rigor al arranque de "Welcome To The Jungle", el burdel armado en la pantalla con "Rocket Queen", el solo basado en la monumental obra de Nino Rotta antes de "Sweet Child O' Mine", el cierre de la primera parte con "Nightrain" es lo primero que se me viene a la cabeza. Las piezas seleccionadas del "Chinesse Democracy" también estuvieron muy bien (como gana "Better" en vivo! el juego de voces entre Duff y Rose se acopla muy bien), mientras que el cierre con la mejor canción de la vida (en realidad mi favorita...) no podía salir mal, "Paradise City" cerró en la cresta de la ola un show de altísimo nivel!
  • La vuelta de Slash y Duff a la banda fue con todo, como se entrega el parcito en el escenario es para aplaudirlo por separado, si bien leí harto que el crespo guitarrista le mete de su cosecha a las canciones, estas sonaron notables, la guitarra de doble mástil apareció de manera brillante en "Civil War" y otras piezas, el cierre tocando con la guitarra en la nuca fue la guinda de la torta, como para hacernos recordar como forjó su icónica figura hace casi 30 años... Duff por su parte se acopló muy bien en los coros y me queda la sensación que su instrumento suena más ahora que antes, lo que se agradece. Las voces en "New Rose" brillantes, grandísima interpretación de esta joya de los The Damnned...!
  • Siempre había dicho que "necesitaba" una polera del Appetite For Destruction, ya que siempre lo he considerado mi disco favorito de la vida y en la tienda de merchandising me pillé una polera ad-hoc... y a un precio alto, pero razonable para otros que vi (en el concierto de Aerosmith una polera costaba CLP 20.000, un poquito grosero la verdad)
Lo malo:
  • La voz de Axl Rose y acá no entro con rodeos... el tiempo no ha sido un buen aliado para el frontman, lamentablemente su garganta no acompañó y en varios pasajes se notaba que la cosa no iba bien, para mi el problema mayor se dio en "November Rain" donde me pareció que tuvo que elegir entre el piano y cantar, donde la garganta pareciera haberse apagado... el uso de algunos falsetes también denotaba algo de problemas y si bien en pasajes breves sonó bien, estos fueron muy breves... Una pena, entendiendo que gran peso de la puesta en escena recae en él, se le vio muy cansado, quizás el desgaste entre esta gira y los conciertos con AC/DC le impidieron recuperarse a tope, pero por otro lado mi mitad objetiva me dice que esto no es así y que al señor Rose los 54 años no le sentaron muy bien.
  • Steven Adler me parece un baterista bien completo, a pesar de no haber grabado más de 20 canciones con la banda, tiene un sello de dinamismo bien notorio. Matt Sorum me parece más limitado, poca variedad de sonido, pero hacía la pega, se agradece! Mi problema con Frank Ferrer es que no respetó algunos patrones clásicos impuestos sobre todo por Sorum... los golpes iniciales de "November Rain", "You Could Be Mine" y "Don't Cry" se los sabe hasta mi mamá y este señor los cambió!! Eso no se hace. Está bien tratar de innovar, pero hay que mantener las formas claramente!
  • Guns N' Roses siempre fue una banda que rindió tributo a sus influencias... las interpretaciones de "Knockin' On Heavens Door", "Live And Let Die"o "Attitude"(esta vez la alternaban con "New Rose") siempre fueron parte del show, ahora no faltaron, sin embargo, agregar "The Seeker" de The Who o "Wish You Were Here" de Pink Floyd me pareció un exceso de tributo! ¿No era mejor darle el espacio a "Patience" que siempre estuvo presente desde el '89 o antes? ¿"Used To Love Her" no era más apropiado? Ya, pongamos un cover ¿"Mama Kin" no sonaría mejor en esta reunión aparte de tributar a una fuente de inspiración reconocida desde siempre?

A pesar de los puntos negativos puestos anteriormente, que no quede la sensación de que lo pasé mal o que no me gustó, como alguna vez dijo Ted Mosby en "How I Met Your Mother", si pudiera construir una máquina del tiempo, iría al pasado y le diría a mi yo "joven espinillento": Lo logramos! y lo del sábado fueron dos horas cuarenta minutos de constante nostalgia. El sentimiento de alivio después de tantos años fue gigante, después de todo uno no siempre quiso sentirse parte de la jungla!!

Post a Comment