...running free II

Bueno, como comenté anteriormente en este mismo prestigioso medios, hace unos meses acepté correr los 21K de la maratón de Santiago, por un tema de ego y ver hasta donde llegaba, total, había corrido 15 kilómetros y había vivido para contarlo, 6 más no debería ser problema... El problema apareció cuando hasta 3 semanas antes no lograba correr 7 y pedir una ambulancia para volver a la casa y aunque mi compadre Racuna me mandó un link, este asumía que me quedaban 12 semanas y puta, un DeLorean sale caro por estos días!... Siendo sincero, las vacaciones, la buena mesa y la flojera imperante han causado estragos en mi "esbelta figura" y el no poder rendir corriendo es sólo un detalle, así que me puse gallina y le tenía pánico a que el domingo llegara, así de corta... el fin de semana anterior decidí que esto no podía ser y que si iba a correr la única forma de lograrlo era, adivinen, corriendo!!, tenía que ser digno de trotar nuevamente una distancia larga, así que dispuse lo mejor de mi playlist y a puro corazón logré correr 15K con la pierna derecha destrozada de dolor, pero con la fe de que se podía lograr. La semana completa comí pastas para obtener combustible y me entregué a cuanta entidad celestial exista para que me ayudará (como diría  mi guía espiritual Homero Simpson "Alá, Buda, Dios los necesito a todos"...)

Aparte de lo importante que era superar mi propia marca en kilometraje, esta carrera tenía algo especial, venía mi compadre Alejandro Espinoza a competir, mi ahijado y la Ingrid a alentarnos, sumando a mi mamá que venía a ver lo que fuera que pasara conmigo, pero estaba, sin contar a mi cheerleader incondicional, la Carola!... así que la presión era ya demasiada (bueno, cosas de uno!)
En fin, la suerte estaba tirada, así que acá un par de momentos:
  • A las 7:30 en pie, comiendo una barra de cereal y actualizando la lista de canciones, agregando "Hangar 18" de Megadeth que se transformó en uno de mis potenciadores durante el entrenamiento, a ver si el random la tiraba en un momento de desesperación (al final ni salió, doh!). Después de eso a encontrarnos con mis amigos de everis en la oficina, bebiendo una botella de Powerade que no recordaba que era tan grande, hacía un frío de los mil demonios, pero ya se respiraba la mística...
  • A las 8:35 me entrevistaron de Etc TV y me di el lujo que webear un rato al conductor, cuando me preguntó si me sentía como "300" le dije que no, porque ellos perdieron y no quería salir fracasado de la partida jejejeje rebuscado, pero válido!
  • Nos costó casi 14 minutos llegar a la partida, eso demuestra la cantidad de gente que había en esa cosa corriendo, impresionante la verdad. A los 2 kilómetros mas o menos estaba apostada la familia apoyando (mi mamá, la Carola, mi comadre y mi ahijado, la Carito tenía su letrero motivancional a lo Bonini, impagable!!,)
  • Desde los 6K mas o menos, me dio por cantar, yo creo que era la reacción natural de mi cabeza por no preocuparme de la distancia, el hecho es que antes de llegar al Estadio Nacional me había cantado "Come Out And Play" de The Offspring, "Angel Of Death" de Slayer y "Cowboys From Hell" de Pantera... la gente se reía, pero filo, poder cantar "Digging The Grave" en la Alameda (Km. 20 aprox) no tiene precio señores, se los dice un amante del buen rock! Llegue a la meta cantando "Edén" de Chancho En Piedra, haciendo honor a la música nacional.
  • En el km. 10 me dieron unas ganas de "ir a las casitas" inaguantables y justo que pasábamos por fuera del estadio Nacional, no resistí orinarle una pared al Estadio que arrienda el archirrival, y como era el clásico lo ocupé hasta como mufa, daba lo mismo, ya no aguantaba. Lo malo es que cuando volví, ya no pillé más a mis compañeros de oficina así que casi el 50% de la carrera lo hice solo (vi a Arnaldo, pero fueron minutos...)
  • En el 19,5K me dio un frío de la puta madre y me empecé a marear, la verdad me asusté, pero pensaba "no wn, 1,5K antes de terminar no wn, noooooooooo (Tano Pansman style)" así que me concentré en mirar al respetable público y dejar de mirar cuanto faltaba y resulto, "pistié como un campeón" con "Almost Honest" de Megadeth de fondo!!
  • A la llegada la verdad, no lo podía creer, no me sentía tan muerto como pensé que llegaría y el tiempo que hice no fue nada malo para el desastre que pensaba. Harta fruta y la medalla de rigor... al llegar a la casa, me comí medio queque que había preparado mi mamá, como para reponer fuerzas... A la hora de almuerzo la tradición impuesta en la carrera anterior se repitió: un buen Lomito italiano en el Fuente de Mardoqueo para cerrar una dura jornada, en la tarde no hice nada, no tenía fuerzas ni para escribir el post en un blog...
Para finalizar este posteo, sólo agradecer a los que me apoyaron, la Carolita nuevamente se pasó, esta vez fue más dura cuando andaba bajoneado por el miedo (no hay otra explicación, la verdad) me pegó una "despabilada", su letrero en la esquina estuvo notable, incluso soportando que se la jotearan (sorry cvaldex hay uno sólo jejejeje)... eres una crack, sépalo!! También a mis compañeros de oficina que me dieron ánimo siempre, ese asado estuvo motivador a morir, de verdad, como dijo José Luis, parafraseando algo que alguna vez dije en un proyecto "Todavía no empezaba y ya estaba llorando"...

Ahora me dicen que uno debe correr 42K en la vida, pero sorry, creo que será en la próxima y de solo pensarlo me dan unas ganas brutales de descartar creer en la reencarnación. Quizás entrene un poco para mejorar mi tiempo, creo que 21K es una distancia prudente para un simple mortal como uno...

Un pocas imágenes para el recuerdo...

Esto sonó durante las 2 horas que le apliqué al trote, si se motiva, puede sacar algunas para su propio beneficio deportivo... 

 Mi selfie canino en el kilómetro 15...

El tiempo que marcaba mi reloj, según la página de la maratón hice 2 minutos más, pero no le creo...

El famoso cartel de la motivación... que crack!!

Celebrando en la Fuente de Mardoqueo... like a boss!!
Post a Comment