...dancing days

Pocas veces en la vida uno se pone contento por cosas externas a nuestro círculo cercano, buenas noticias de familiares, cosas interesantes que le pasen a amigos, en fin, nada anormal... personalmente, también me gustan las buenas noticias relacionadas con mis hobbies, reconozco que quedé en el suelo cuando vi el primer trailer de Batman The Dark Knight Rises, cuando se confirmó la visita de Rush el 2010 o cuando se anuncia la visita de Iron Maiden a Chile por enésima vez. En la vida personal, la última noticia buena que recibí es el embarazo de mi socia Yoli, de esas amigas del alma que uno agradece que las cosas le salgan bien (de la primera me referiré en el futuro (cuando hayan más updates y entretelones que contar)) y de las más triviales, la edición del último concierto de Led Zeppelin del 2007..., así que con esta nos vamos: 
Led Zeppelin, en mi humilde opinión, es la banda de rock más grande que ha pisado este planeta, cubre todos los clichés existentes en la historia de nuestros amados tarros, con las excentricidades clásicas de los 70's, con personalidades extremadamente marcadas (el tranquilo, el reventado, el místico y el “lindo”), con piezas musicales de niveles legendarios, tours que se comentarán en los libros de historia y fundamentalmente, con la química de 4 personajes destinados a formar un unidad compacta e insuperable. Quizás por eso a nadie le sorprenda que posterior al fallecimiento de Bonham, los Zep se separaran y se retiraran, si bien no en la cúspide (creo que los últimos discos ya denotaban un desgaste creativo considerable), pero si donde el respeto seguía intacto, algo que pocas bandas pueden decir en esta fecha... 
Posterior a la separación de 1980, en contadas ocasiones tuvimos la oportunidad de ver a las leyendas en vivo (por video, de giras ni hablar), con Phil Collins y Jason Bonham enfundándose el overol de Bonzo, intentando traer la magia de vuelta, con resultados diversos, pero con la esperanza siempre latente de verlos pisar un estadio y sacudir hasta la última molécula viviente alrededor... pues bien, la última de estas alineaciones planetarias la vivimos el 2007, con motivo del concierto tributo a Ahmet Ertegun, uno de los mentores de la banda. La noticia se confirmó temprano, se puso una lista para acceder a los tickets online, recibiendo casi 20 millones de peticiones, para casi 20.000 locaciones disponibles, complicado, por no decir imposible...!!


De esta forma, el 10 de diciembre de 2007, el O2 Arena de Londres se viste de gala, recibiendo a eminencias del porte de Paul McCartney y Dave Mustaine (si mi memoria no me traiciona...) en el público, esperando por la salida de los 4 titanes. Me acuerdo estar en la oficina, siguiendo una página que estaba siendo actualizando un fan desde el recinto, con los temas que iban tocando uno a uno (por primera vez agradecí que alguien estuviese usando su celular en un concierto) y con mi jefe de esa época íbamos comentando con que sorprenderían después de eso... me acuerdo bien que parecía transmisión online de partido de fútbol, esperando los 9 o 10 minutos que duraba el tema, para ver con que salían... modo hincha/fan sin medida! Días posteriores, haciendo F5 en cada feed de bootlegs que en ese tiempo seguía, esperando que alguien posteara alguna grabación en audio medianamente decente, y creo que muchos meses después, me logré descargar una grabación en video, en que se veían a lo lejos los maestros, que si bien exhibían el inexorable paso de los años, también demostraban porque estaban en ese escenario, rompiendo todos los moldes que alguna vez inventaron, a punta de un puñado de 16 buenas canciones. 


Pues bien, después de 5 años, se deciden a lanzar este momento de la historia en calidad profesional, jugando con los nervios de los fans, con una cuenta regresiva de 5 eternos días (aunque personalmente ya lo sospechaba…) y que mejor, con lanzamientos en el cine (vamos Cine Hoyts, te ganas un fan a muerte si te rajas aunque sea con una función...!! lucharemos a muerte por esas entradas...!!) y lo mejor, en Blu-Ray, DVD y doble CD, es decir, para comprar en cuanto formato se nos ocurra y poder disfrutar un par de veces antes de guardarlo como "hueso santo" esperando que algún hijo sea merecedor de tamaño evento (ya ya ya, estoy de cumpleaños más rato, ando sensible...). Creo que si sigo así de contento, hasta un asado podría hacer con un par de amigos para verlo a lo grande... como la leyenda se lo merece...!!! 

Este post fue escrito escuchando el Led Zeppelin II, mi disco favorito de los Zep... adelante estudios…
Post a Comment