...how long can I resist

El otro día conversando con un compañero de oficina me decía que los mejores 13 minutos musicales de su vida, están asociados al track que cierra aquel maginifco álbum de los alemanes Helloween de 1988, titulado al igual que la canción, Keeper of the Seven Keys (aunque el disco es la segunda parte...), eso me hizo pensar en cuales son las canciones largas que más me gustan... mi definición de canción larga (para efectos del post) es aquella que dura más de 10 minutos y como condición para entrar en este listado es que no estén en vivo, para evitar las alargadas producto de improvisaciones o conversas con el público (con esto descarté de cajón las extensas “Dazed & Confused” de Zeppelin o cualquier versión de “Seek & Destroy” de Metallica), así que después del filtro, las que me quedaron son las siguientes:

  1. Helloween - Keeper of the Seven Keys: Como dije anteriormente, esta debe ser una de las mejores canciones de Helloween de la historia (en minutaje “Halloween” no lo hace nada de mal), cerrando un álbum genial, con varias secciones melódicas bastante marcadas, dejando una cota altísima en cuanto al desempeño vocal de Michael Kiske (nada extraño en el por cierto)
  2. Dream Theater - A Change of Seasons: Primera canción que presentó a Dereck Sherinian en los teclados, escrita por Mike Portnoy, representa el ciclo de la vida, tomando varias experiencias personales del autor, dejándonos más de 25 minutos de precisa ejecución. La interpretación en vivo en Live Scenes From New York es notable (aparece el tema de The Simpsons en el medio jejejeje) Convengamos que las canciones por sobre 10 minutos para Dream Theater no son desafío, pero esta es casi insuperable...
  3. Iron Maiden - The Rime of the Ancient Mariner: Como dice Bruce Dickinson “Esto es lo que no deben hacer si un pájaro se les ‘defeca’ encima”, encargada de cerrar el (IMHO) mejor álbum de La Doncella de Hierro, con 13 minutos que nos llevan por varias etapas de una travesía marina, basada en un poema de Samuel Taylor Coleridge, relatando la maldición sufrida por un marinero, tras matar un albatro... ¡la versión de Live After Death está para enmarcarla!
  4. Rush - 2112: ¿Qué podemos hacer para remontar la alicaída popularidad del grupo? ¡Lancemos una canción de 20 minutos (mitad del disco) contando las aventuras de una civilización del futuro, está claro! Después del desmayo de los ejecutivos y para convertirse en una de las piedras angulares de la discografía de los canadienses, se empina como un clásico instantáneo, especialmente el inicio con “Overture/The Temples of Syrinx” (que recuerdos de ese 17/10/2010 quedando afónico al ritmo de ese pedazo de tema...)
  5. Queensrÿche - Suite Sister Mary: Una canción que parte con “Kill her. That's all you have to do.” no puede ser mala (muy “padrinesca” la frase), marcando el punto de quiebre en un disco perfecto. Con poco más de 10 minutos, presenta a Geoff Tate y Pamela Moore (como la Hermana Mary) en un contrapunto vocal de categoría. Es notable la performance aparecida en el video Operation: Livecrime, por si quiere verla de forma un poco “más teatral”.
  6. Angra - Carolina IV: Mezclando toques progresivos y power Metal, con una sección de tambores brasileños la canción nos cuenta las aventuras de un barco con el nombre de dama, formando parte de uno de los mejores discos de los cariocas. Si la quiere disfrutar en vivo, Holy Live es la respuesta que anda buscando, en fin, una delicia auditiva de principio a fin.


Para muchos, componer es un trabajo complicado, pero pocas bandas o compositores se pueden dar el lujo de extender sus obras al máximo, haciéndonos viajar por una montaña rusa de melodías y ritmos, faltaron varias, algunos escriben discos enteros en un sólo track, otros parten canciones de 40 minutos en varias partes para no saturar al auditor, en fin, distintos envoltorios para un producto que siempre se disfruta!
Post a Comment