Into de Deep... Purple

Comenzó la parrilla de conciertos para este semestre miércale, para partir, nada mejor que ver por segunda vez a los maestros de Deep Purple (banda considera dentro de las 3 más grandes influencias del rock, junto a los Zeppelin y Sabbath, el orden es aleatorio, atrás sin golpes), esta vez en el confortable Teatro Caupolicán, con galería numerada y otras "excentricidades", como por ejemplo cerveza Báltica a $2.000, algo que hasta para un abstemio como yo es una "atrocidad", gracias a mis amigos cerveceros tambien conozco algunos conceptos del "beer mainstream".

Al llegar con mi amigo Jorge, ya estaban tocando los teloneros "Dios Salve a la Reina", banda tributo a Queen, de los cuales sólo alcanzamos a ver I Want It All, Stone Cold Crazy y Bohemian Rhapsody... sonaban espectacular y lo principal, el vocalista hacía a la perfección su papel de Freddie Mercury.

Al comenzar la presentación de los Púrpura Profundo, se notó el desgaste vocal de Ian Gillan, pero no por la edad (no nos veamos la suerte entre gitanos, ya no es la voz del Made In Japan, pero siempre tenía mejores performances), sino por alguna afección a la garganta, sin embargo, junto con esto se notó la trayectoria de una banda de peso, Steve Morse se "echo la banda encima" y a punta de extensos solos logró darle respiros al frontman, siempre con la complicidad de Don Airey y Roger Glover. Acá me detengo un segundo, debido a la capacidad de rendir tributo a grandes temas de guitarra por parte de Morse, sin arrugarse interpreto el solo de Stairway To Heaven (¿alguien no la conoce?), o partes de The Who, Guns N' Roses o Lynyrd Skynyrd, 0 soberbia por parte de uno de los grandes guitarristas contemporaneos.

Deglosando el set list, los clásicos de una de las discografías más prolíficas del Rock: Highway Star (de entrada rompiéndola), Strange Kind Of Woman, Into The Fire, Perfect Strangers, Space Truckin', la incombustible Smoke On The Water, Hush (solo de batería incluido, con el mítico redoble a una mano del señor Paice), Black Night, y las no tan conocidas Rapture Of The Deep, Mary Long, The Battle Rages On y la emotiva Sometimes I Feel Like Screaming (puede que se me quede alguna en el tintero... la edad).

Para cerrar el post, creo qe sólo falto Lazy o Speed Kingpara cerrar una noche redonda, pero en fin. Me sorprende que aún haya gente que pida Child In Time (incluso con carteles), claramente la voz de Gillan ya no está para esos trotes, se agradece que aún sigan tocando, pero claramente ya va quedando poco de una de las voces más memorables de los años '70... aunque igual me gocé el concierto completo, debo reconocerlo.

PD.- Parrilla para el semestre:
22/03: Iron Maiden (Club Hípico)
03/04: KISS (Arena Movistar)
25/04: Europe (Teatro Caupolicán)
08/05: Heaven & Hell (Arena Movistar)

Ufff... que pena para el bolsillo, pero que placer para las rockeras orejas de este humilde servidor...
Post a Comment