...el rugido del oso

El sábado recién pasado terminé de leer un libro de tintes biográficos dedicado a mi baterista favorito, don John Henry Bonham, encargado de los parches en la más grande banda de rock de todos los tiempos: Led Zeppelin. Si alguna vez han seguido este blog, mi devoción por Bonzo no es un misterio, creo que a pesar de que en comparaciones seguro pierde con otro grande como don Neil Peart (por poner a alguno), sus piezas tienen atractivos innegables para cualquier amante del buen Rock, más allá de la velocidad o los fills que podía generar, creo que era innegable la energía que aportaba al conjunto, ayudaba a equilibrar los egos de Page y Plant a punta de golpes y generó uno de los tándems rítmicos más grandes de la historia de la música con John Paul Jones... ¿que más se puede pedir?


Si nos centramos en el libro, "John Bonham: El Rugido del Oso" de Chris Welch (originalmente "John Bonham: A Thunder of Drums"), tiene pasajes bastante buenos, creo que es interesante recoger las opiniones de otros bateristas de la época, como Carmine Appice o Phil Collins, me llamó la atención esa competencia un tanto tácita entre él, Keith Moon y Ginger Baker por quién era el baterista más ruidoso de la época, pero creo que acá no radica la magia del libro, sino en los comentarios de los más desconocidos, como familiares, amigos o roadies, quienes comparten recuerdos que no siempre aparecen en las biografías más conocidas. Viendo mejoras,  creo que en ocasiones cae en exceso en la visión del fan, resaltando e iterando muchas veces sobre los mismos conceptos, como la rudeza con la que golpea la batería y sus constantes inestabilidades producto de estar lejos de casa (considerando las maratónicas giras que montaba Zeppelin en esos años es comprensible...), me faltó la visión un poco más imparcial, cosas de cada uno!!

Al final del libro hacen un estudio de las mejores ejecuciones en la discografía de Zeppelin, donde se habla un lenguaje mixto, entre el fan que escucha las canciones y el baterista que trata de explicar la estructura del tema, en ocasiones se logra, en otras queda un poco raro el mix... aunque a pesar de tener clases de batería, la teoría no es lo mío.


Cómo resumen, es un buen libro para conocer algunos detalles interesantes sobre una de las piedras fundamentales del sonido de los 70's, con entrevistas a gente que vivió de cerca con Bonham y que puede contar un punto de vista más íntimo, sobre todo en la época más temprana, antes de que llegara la oferta de unirse a la banda que definió el sonido de una época completa...

Creo que buscaré una biografía de Zeppelin más completa, creo que la historia de la banda en si es una novela con matices muy interesantes, desde la brujería de Page, hasta la mala suerte que tuvo Plant en la segunda mitad de los 70's... a ver si pillo más cosas sabrosas que contar en las tertulias con los amigos...

PD.- Leyendo este libro me escuché dos veces el "Physical Graffiti" con audífonos buenos y pucha que suena bien la remezcla que salió este año... a pesar de lo que se opine del mercantilismo de Jimmy Page, acá lo aplaudo de pie...
Post a Comment