...grandma take me home

Cuando comenzó a sonar en el mundillo de internet la edición de un documental sobre la vida de Kurt Cobain, me llamó la atención lo que se podría contar de él desde la perspectiva de realidad, más que de interpretación como ha sido la tónica de las películas editadas sobre su vida. Como el género de los documentales sobre el mundo del rock me fascina, "Kurt Cobain: Montage of Heck" pasó a estar en mi cola de prioridades para ser procesada en un futuro, sin embargo, la Carola ya me tenía las entradas de regalo para disfrutarlo en la gran pantalla, así que cabritas, agua sin gas y a disfrutarla...


Es importante destacar que Nirvana nunca fue una banda que me matara al nivel de fanatismo que tienen mis primos más chicos, a quienes los gritos de Cobain les abrieron sus orejas musicales y marcó un antes y un después... creo que en mi caso, por esos años me pegó más fuerte Metallica, Iron Maiden y otras bandas del estilo, lo que me hizo perderme un poco la oportunidad de disfrutar de esos momentos junto con ellos. A pesar de lo anterior, la figura de Cobain es innegablemente una de las más grandes que ha aparecido en el mundo de la música popular (el más grande icono de la cultura popular de los últimos 30 años, según el director de la película, Brett Morgen y a pesar de que no le puse atención a su obra más allá del 'Nevermind', con el tiempo he  entendido la trascendencia de su corta carrera, y esta película no hizo más que consolidar mi opinión respecto a su figura.

El primer golpe que te da el documental es presentar al protagonista como un niño de apenas meses, en videos familiares, con la madre contando el contexto familiar en el que se crió, y como poco a poco las diferentes decisiones familiares fueron moldeando la personalidad retraída (y depresiva) del cantante de Nirvana... muy buen efecto la animación desarrolladas sobre audios de conversaciones en que cuenta pasajes clave de su adolescencia. El documental transcurre fluidamente entre las entrevistas a las cinco personas más cercanas a Cobain (sus padres,  su novia antes de la fama (Tracey Marander), Krist Novoselic y Courtney Love) quienes van desgranando pasajes a través de los años de juventud y finalmente presenta de manera resumida pero concisa su paso por la banda que definió el sonido de los 90's, desde los primeros demos y tocatas, pasando por el éxito descomunal de 'Nevermid' y las giras posteriores, se utiliza mucho metraje de la siempre presente televisión de la época, tomada de MTV y otros canales que transmitieron casi en directo muchos de los momentos que ahora vemos en retrospectiva. Finalmente, nos presenta los últimos meses de la vida de Cobain, describiendo de primera fuente su relación con Courtney Love, el momento en que nace Frances Bean (su hija) y todos los momentos complicados que vivieron como familia disfuncional y que atravesaron cuanto medio de comunicación existía en la época, sin embargo, sobrecogen las imágenes del hombre "chocheando" con su hija y cuesta creer como terminó con su vida entendiendo la relación que estaba estableciendo con esa niña.. acá uno podría sacar la conclusión que la vida entera de Cobain estuvo marcada por un tobogán emocional que nunca se logró estabilizar del todo, aunque pasaba por pasajes de lucidez, siempre volvía a la penumbra reinante.

Para cerrar, de las cosas que más me gustaron fue en contundente material audiovisual, que se pasea por las imágenes más icónicas de Cobain y la banda, el apoyo musical plagado de clásicos de Nirvana y la sinceridad a flor de piel que se transmite de las imágenes que uno está viendo. Un punto importante también es la solemnidad con que se trata el suicidio del protagonista, en una sola línea sobre un fondo negro. Lo único que no me gustó fue que don Dave Grohl no tuviese nada de participación como entrevistado (hace poco leí que por problemas de agenda entre el músico y la producción del documental... no se, en modo conspiranoico, no me lo creo...), quien por lo extrovertido, seguro tenía detalles sabrosos que aportar, esperemos que vengan como bonus en el DVD o Blu-Ray...

Redondeando, una excelente película que cualquier fanático del rock debería darle una oportunidad, porque querámoslo o no, Kurt Cobain marcó un antes y un después... el que diga que 'Nevermid' pasa inadvertido, sorry, creo que está sordo o miente :-)


PD 1.- El título viene de la frase que se repite incesantemente como coro en la canción "Sliver" y que viendo el documental cobra sentido perfectamente, Cobain siempre quiso una familia que lo acogiese, dando a entender que la separación de sus padres fue un momento que quizás nunca superó... además es lo que sonaba cuando empecé a escribir esto, en la versión de ese demoledor disco en vivo llamado "Live at Reading".

PD 2.- Cuanto escribí un tweet sobre la película, recibí un reply de una cuenta asociada a un documental que trata la muerte de Cobain llamado "Soaked in Bleach", visto desde el punto de vista de un detective que tiene antecedentes que esta no fue por suicidio sino por asesinato... quizás debemos ponernos nuestro traje Salfatiano y darle una oportunidad.
Post a Comment