...rearviewmirror

Hoy por hoy, Pearl Jam debe ser una de las bandas mas empáticas en vivo, todo patrocinado por el carisma del casi santo Eddie Vedder, por lo que unido a la calidad/popularidad de sus composiciones, es la excusa perfecta para partir un miércoles a verlos en vivo, independiente que sea a la “punta del cerro”, aunque sea el estadio del equipo de mis amores... Con la banda me pasa algo raro, las dos ocasiones en que han venido me da una flojera tremenda ir a verlos, a pesar de ser una de mis agrupaciones favoritas, siempre llego al estadio con el estanque a medio llenar, pero salgo con el alma completa, en fin, algo que quizás alguna vez logre explicar... 


Repasando el setlist y un poco de historia, “Why Go”, “Evenflow”, y “Once” significan una vuelta brusca a la educación media, a la época del descubrimiento del rock, al cuestionarse quien era capaz de gritar como Vedder, sorprenderse del pulso y feeling de Krusen, la base perfecta y sombreros de Ament o las guitarras hermanas de Gossard/McCready, así como “Jeremy” me recuerda las tardes grabando videos de MTV con el Leja y el Torres, hablar de “Daugther”, “Animal”, “Elderly Woman Behind the Counter in a Small Town” o “Rearviewmirror” es recordar la rudeza del siempre complicado segundo disco, ‘VS’, así como las letras profundas, aderezadas con melodías tranquilas, para enfocarse sólo en el mensaje implícito... esto sin olvidar las jornadas en la casa de la Andrea González, bajando los discos canción por canción, para después grabarlos en cassette (alerta de caída de carnet)... hablar de “Betterman” es hablar la aspiración por ser una mejor persona, digno de ser encontrado por alguien, a pesar del tono negativo de la letra, hablar de “Do The Evolution” es intentar entender hacia donde vamos y recordar la animación perfecta de McFarlane que me hizo partir corriendo a gastar unos ahorros en el cassette allá por 1998, hablar de “Given To Fly” es recordar lo que me costó comprar el ‘Live on two Legs’ en la media, para que después el Herman me lo regalara para mi cumpleaños, sacrificando su CD que le correspondía en cada viaje a Talca, hablar de “Black” es recordar las primeras dedicatorias de colegio, así como hablar de “Alive” es referirse a esas piezas claves que deben sonar cada cierto tiempo como parte del soundtrack personal, así como “Yellow Ledbetter” es hablar de recuerdos que se fueron, personas que no se quedaron y que nunca sabrás por que partieron..., escuchar “I Believe In Miracles” es recordar el rally con mi primo Sergio hacia y desde San Carlos de Apoquindo el 2005, en fin, hablar de Pearl Jam en vivo no es criticar o hablar de una banda, es tratar de rememorar el soundtrack de tu vida, canciones que marcaron momentos que no volverán o que siempre es grato recrear...

Si obvío la vuelta a casa... Pearl Jam estuvo perfecto...
Post a Comment